viernes, 6 de septiembre de 2013

Canadá enviará $45 millones en ayuda para la población de Siria

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Stephen Harper - Ban ki moon

La cumbre del G20 giró en torno a la eventual intervención militar en Siria, pero ante el impasse varios países se comprometieron a expender los planes de apoyo a la población. Entre esos países se encuentra Canadá.

El Primer Ministro Stephen Harper anunció este viernes que el Gobierno Federal enviará un nuevo paquete de $45 millones, los cuales irán a distintas organizaciones que dan comida, agua potable y refugio a miles de personas en Siria.

Desde enero la cifra que ha enviado Canadá al país en guerra llega a $203,5 millones.

Por su parte, el gobierno del Reino Unido dijo que invertirá $85 millones en programas médicos para ayudar a la población afectada por la guerra que ya suma más de dos años y medio.

Esta medida llegó luego de una reunión entre el Primer Ministro británico, David Cameron, el ministro de Asuntos Extranjeros de Canadá, John Baird, el Secretario General de la ONU, Ban ki-Moon y los cancilleres de otros cinco países.

Según reporta la agencia Canadian Press en la tarde de este viernes se debería realizar una reunión formal de los ministros de Asuntos Extranjeros de todos los países del G20, algo inédito.

“Espero que podamos enviar un mensaje claro de que podemos actuar, una actuación específica para aliviar este gran sufrimiento causado por crímenes de guerra y el uso de armas químicas”, señaló Cameron.

La medida fue anuncia durante la reciente cumbre del G20, la cual giró en torno al tema de Siria y la decisión de Estados Unidos de intervenir militarmente con la finalidad de poner fin al régimen de Bashar al Assad luego de que se denunciara el uso de gas sarín durante un ataque del ejército sirio.

Sin embargo, la cumbre no dejó una postura clara sobre el tema de la intervención militar. Sólo Canadá, Francia, Turquía y Estados Unidos han manifestado abiertamente un plan de intervención, mientras que Rusia lo ha rechazado fuertemente.

Muchos otros países han mantenido un perfil bajo y no han querido tomar una posición absoluta sobre el caso. El Reino Unido era uno de los países que buscaba apoyo para una intervención, pero el plan fue rechazado por el Parlamento.

Foto: Oficina del Primer Ministro de Canadá