miércoles, 11 de septiembre de 2013

Alcaldes de Montreal adoptan, por unanimidad, resolución para pedir exclusión de la ley de valores “québécois”

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Panorámica de Montreal desde Mont-Royal

Todas las municipalidades de la isla de Montreal, que representan a 1,8 millones de personas, pedirán -por unanimidad- al ministro Bernard Drainville ser excluidas del proyecto de ley de valores québécois presentado este martes.

Luego de celebrar una reunión, los alcaldes de las 15 municipalides que conforman la ciudad de Montreal adoptaron una resolución que rechaza, firmemente, el proyecto de texto legal presentado en la Asamblea Nacional de Quebec por el gobierno del Parti Québécois, reseña La Presse.

Si el proyecto se convierte en ley, los 15 alcaldes pedirán, por unanimidad,  el derecho de desistimiento previsto en el proyecto. Los tres principales candidatos a la alcaldía de Montreal habían dicho ayer que buscarían tal exención si son elegidos.

VER TAMBIÉN: “Nos Valeurs”: todos los detalles del nuevo proyecto de ley sobre los valores de Quebec 

Esto da como resultado que las dependencias municipales de Montreal quedarían por fuera de las disposiciones de la ley. “Es muy raro que se dé tal unanimidad en Montreal. De hecho, creo que nunca vi algo así”, señaló el alcalde de Mont-Royal, Philippe Roy, quien propuso la adopción de una resolución a sus colegas de otras zonas.

“El gobierno de (Pauline) Marois debe regresar a hacer sus labores. No ha consultado al medio montrealés” agregó el funcionario, según reseña.

Las disposiciones de la ley de valores québécois han generado un fuerte rechazo entre las autoridades de la urbe, de acuerdo a lo presenciado por Roy. Algunas de estas municipalidades cuentan con numerosos empleados que utilizan regularmente un símbolo religioso visible o notorio. Sería impensable, según los funcionarios, pedirles que se los quiten.

En el documento adoptado se puede leer: “la ley evidencia un desconocimiento completo de la realidad montrealesa y lleva a la división”.

“La laicidad  es algo bueno, pero el proyecto de ley va mucho más allá”, concluyó Roy.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal