martes, 17 de septiembre de 2013

El “Costa Concordia” ya está de pie, erguido, ¿listo para ser destruido?

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

el-costa-concordia-de-pie

El cambio de panorama en las aguas frente a la isla de Giglio en Italia es notable. El “Costa Concordia” está de nuevo de pie, después de  21 meses de permanecer echado tras colisionar con las rocas del puerto.

A lo lejos luce como un barco normal, sin imaginarse la tragedia que ocurrió en la noche del 13 al 14 de enero del 2012. Estaban a bordo 4.231 personas que se vieron impelidas a desembarcar como pudieran a medidas que el barco se hundía. Treinta y dos personas murieron aquella madrugada. Dos de ellas aún deben estar en su interior.

La operación de enderezar al barco fue todo un desafío de ingeniería, a un costo estimado de 600 millones de dólares y la participación de unas 500 personas.

Cuando terminó de ser enderezado, las sirenas del Concordia sonaron varias veces, lo que arrancó vítores y aplausos desde la isla e incluso de parte de los 500 periodistas allí reunidos, que seguían la operación como si se tratará del último hit noticioso.

Los daños ecológicos, al parecer, no son de la magnitud que se temía, según opiniones de algunos técnicos citados por la agencia noticiosa italiana RAI. De todos modos los organismo ambientales de Toscana extraen cada hora muestras de agua para controlar el escape de cualquier contaminante, como aceites, detergentes o combustibles.

¿Qué va pasar con el “Costa Concordia”? Las opiniones vertidas hasta hoy, son que será alejado de las costas de la isla y luego esperará a ser llevado hacia algún lugar para su destrucción. Aunque como opinaba el jefe de Protección Civil de Giglio, Franco Gabrieli, “el barco luce mejor de lo esperado pero el casco requerirá de intervenciones importantes”.

Foto: Captura de pantalla / Rtve.es

Comienza proceso para el reflotamiento del Costa Concordia

reflotamiento-del-costa-concordia

Una mole de 44.600 toneladas de peso, 290 metros de largo y 70 de altura, comenzó a ser removida del sitio donde encalló el 14 de enero del 2012, en las costas de la isla de Giglio en Italia.

Es todo un espectáculo y una obra de ingeniería sin precedentes.

La operación está dirigida por las empresas Titan Slavage, de los Estados Unidos y Micoperi, de Italia, a un costo de 600 millones de euros, pagados por la empresa propietaria del buque, Costa Cruceros.

Trabajan  unas 500 personas. Ellas conectaron numerosos cables de acero en distintas parte del crucero e instalaron varios gatos hidráulicos. A los efectos también se construyó una especie de plataforma de donde se organiza la operación.

En estos momentos, según informa Rtve.es, ya el buque fue destrabado de las rocas donde estaba enclavado y fue elevado con una cierta rotación un metro de su posición original. Se puede ver parte del puente de mando, que tantos comentarios concitaron durante los posteriores días que siguieron al desastre de su hundimiento, que provocó la muerte de 32 personas.

Dos de estas víctimas aún están en el barco y será una de las tareas de los equipos de reflotamiento, rescatarlas. Se trata de Maria Grazia Trecarichi, una de las turistas que iba en el crucero, y de Russel Rebelli, miembros de la tripulación.

La operación de reflotamiento del Costa Concordia concitó la atención del la prensa mundial. Se estima que unos 500 periodistas venidos de distintos lugares se encuentran en el lugar.

El Costa Concordia, una vez que esté puesto en posición vertical, será llevado a un puerto cercano donde finalmente será destruido. Pero ello ocurrirá la primavera del año que viene.

Mientras tanto, el buque comenzará a desaguar las toneladas de agua que acumuló y otros fluidos. Este proceso no deja de inquietar a los habitantes de la isla, que temen que todos esos desechos permanezcan en las costas Giglio.

Foto: Captura de pantallla / Youtube