miércoles, 25 de septiembre de 2013

Canadá rechaza firmar tratado de comercio de armas de la ONU. Otros 90 países sí lo hicieron

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Stephen Harper 2013 ONU

El gobierno de Stephen Harper está siendo severamente criticado por su rechazo a firmar un tratado marco para regular el comercio global de armas.

Un grupo de agencias no gubernamentales, llamado Control Arms Coalition, indicó que se encuentra frustrado y decepcionado por el hecho de que el gobierno canadiense no se sumara a Estados Unidos y a más de 90 países para firmar el Tratado de Comercio de Armas.

Mientras tanto, el Nuevo Partido Democrático acusó al gobierno de caer en teorías de la conspiración al seguir expresando preocupación indicando que el tratado puede tener un impacto en los propietarios de armas legales en Canadá.

Kerry dijo que era un “paso significativo” para mantener al mundo seguro.

El ministro de Asuntos Extranjeros de Canadá, John Baird, indicó que hay un vínculo potencial en firmar ese tratado y el ahora abolido registro de armas en la nación.

Un vocero de Baird dijo esta semana que el gobierno aún está estudiando si el tratado afectaría a los propietarios de armas en Canadá.

El crítico en asuntos internacionales del NPD, Paul Dewar, dijo por su parte que estaba sorprendido por el hecho de que Estados unidos, que tiene un lobby mucho más poderoso en cuanto a las armas, haya firmado el tratado antes que Canadá.

Por su parte Robert Fox, director ejecutivo de Oxfam Canada, pidió al gobierno firmar el acuerdo sin más retrasos.

“Cada día, armas convencionales son usadas para cometer actos de violencia en contra de mujeres y niñas, incluyendo violaciones”, indicó Fox en un comunicado reseñado por la Presse Canadienne.

“Estamos muy decepcionados porque Canadá no firmó el tratado. Esto afecta nuestra capacidad de combatir por los derechos de las mujeres, la paz y la seguridad”, agregó.

Mientras tanto, el primer ministro Stephen Harper estuvo este miércoles en un panel de la ONU sobre la salud de los niños y Baird podría hablar más tarde sobre el tema del matrimonio forzado de los niños.

No está hasta ahora claro el impacto que el tratado tendrá en el comercio de armas global, estimado en entre 60 millardos y 86 millardos de dólares anuales. Mucho dependerá en qué países lo ratificarán.

El tratado no controlará el uso doméstico de armas en las naciones.

Prohíbe la transferencia de armas convencionales si violan los embargos a las armas o si promueven actos de genocidio, crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra, o si pueden ser usadas en ataques a edificios civiles, como escuelas u hospitales.

El tratado cubre tanques, vehículos de combate, sistemas de artillería de alto calibre, aviones de combate, helicópteros de ataques, barcos de guerra, misiles, así como pequeñas armas.

Foto: Página del Primer Ministro de Canadá