lunes, 30 de septiembre de 2013

Gobierno Federal no cede en su idea de instalar un peaje en el nuevo puente Champlain

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Puente Champlain. Gobierno se compromete a construcción del nuevo puente Champlain

El nuevo puente Champlain debería estar listo para el año 2021, pero su construcción no ha comenzado todavía y los debates entre el Gobierno Federal y provincial siguen igual de caldeados.

Este lunes el ministro de Infraestructura, Denis Lebel, señaló que el peaje es la única opción que planea Ottawa para financiar parte de los costos y el mantenimiento de la nueva obra que unirá el sector de Brossard con la isla de Montreal.

Pero Quebec mantiene su postura: no quieren un peaje y por el contrario exigen al federal financiar un proyecto que incluya un tren ligero como medio de transporte público.

El ministro Lebel dijo que en las próximas semanas recibirá un plan de negocios con detalles financieros de cómo funcionaría la nueva estructura, la cual debe reemplazar a uno de los puentes más utilizados en la región y que es fundamental para el comercio entre Estados Unidos y Canadá.

El lugarteniente del Primer Ministro en Quebec desestimó los resultados de un estudio que el diario La Presse reveló, en el que se señala que imponer un peaje significaría una medida negativa por la cantidad de automovilistas que se desplazarían a otro de los puentes, generando un gran caos de tránsito.

Para Lebel este no es más que uno de los tantos estudios que se están realizando para analizar la situación, por lo que no puede ser tomado como definitivo.

De igual forma recordó que el transporte público es materia provincial, por lo que Quebec tendría que financiar un tren ligero si espera construirlo a lo largo del nuevo puente. Bajo los cálculos del gobierno de la provincia, un medio de este tipo permitiría transportar a hasta 30.000 personas por hora en cada dirección entre la Ribera Sur y la isla de Montreal.

El ministro de Asuntos Intergubernamentales de Quebec, así como su colega de Transporte, han criticado la postura de Ottawa frente al caso y exigen al ministro Lebel tomar en cuenta la opción que maneja la provincia y que ha sido apoyada por varios actores de la región metropolitana de Montreal.

El Gobierno Federal dice que el costo del nuevo puente se disparará en caso de se construya un tren ligero, por lo que mantienen la opción de instalar un peaje y crear vías reservadas para los autobuses.

Los primeros cálculos señalan que el nuevo puente podría costar entre 3.000 y 5.000 millones de dólares. El gobierno de Pauline Marois ha dicho que esto debería ser pagado por Ottawa, mientras que las autoridades federales están dispuestas a pagar la factura si se hace bajo sus parámetros.

A pesar de las diferencias, el ministro Lebel ha dicho que está abierto a negociar con sus colegas provinciales para llevar adelante el proyecto.

¿Cuál sería su opción, instalar un peaje o construir un tren ligero?

Foto: María Gabriela Aguzzi / Noticias Montreal