martes, 1 de octubre de 2013

La residencia principal: una declaración fácil de olvidar…

Publicado en:
Números legales
Por:
Temas:

Vivienda Canasa Montreal Canadá

Es muy frecuente observar familias canadienses que cuentan con más de una propiedad en su patrimonio  y deciden vender alguna de ellas creyendo que no hay consecuencias impositivas.

De hecho, si deciden vender una de las propiedades y la misma se declara como “residencia principal”, es decir, donde viven habitualmente, podrían estar exentos total o parcialmente de pagar impuestos sobre la ganancia en capital acumulada sobre dicha propiedad. Esta situación no se aplica en el caso de propiedades que estén destinadas a la obtención de una renta.

Residencia principal es la propiedad normalmente habitada durante el año por el contribuyente, su esposo(a) o esposo(a) de hecho, o por un hijo(a) del contribuyente.

El término normalmente habitada no significa que se deba habitar la propiedad de manera continua; si una persona habita la propiedad por un corto periodo durante el año ya es suficiente para que la propiedad sea considerada normalmente habitada durante el curso del año.

Dato importante a tener en cuenta: la exención se aplica solo a los años durante los cuales el contribuyente reside en Canadá.

Para que una propiedad sea “residencia principal”, ésta debe ser declarada como tal en el año de su venta o venta presunta. El formulario T2091 a nivel federal y el formulario TP-274 en Quebec deben ser presentados a las autoridades fiscales, pero sólo si hay una ganancia en capital al momento de su venta después de aplicar la exención. Ambos formularios se presentan junto a las declaraciones juradas del año en cuestión.

A partir de 1982, la exención impositiva es por unidad familiar. Además, sólo una propiedad puede ser declarada como residencia principal por año. Para maximizar la exención,  se debería denunciar la propiedad con mayor ganancia en capital acumulada por año.

Finalmente, un consejo: si es propietario de dos inmuebles, recomendamos llevar una buena contabilidad de los costos de ambas  propiedades con el objeto de poder estimar las ganancias en capital de las mismas y así conocer con qué propiedad se maximiza la exención impositiva al momento de su venta o venta presunta.

Recomendamos, también, que se asesoren impositivamente antes de efectuar una transacción de compra-venta de inmuebles por cuanto su propiedad podría encuadrar dentro de la exención impositiva.

Por cualquier consulta escriban a bdavila@joronveilleux.com o a davila.malejandra@gmail.com, o por teléfono al (450) 466-2270 ext. 206 o al (514) 242-6212.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal