lunes, 7 de octubre de 2013

Los dos canadienses detenidos en Egipto todavía no pueden viajar por detalles “burocráticos”

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

John Greyson Tarek Loubani

La historia de los dos canadienses detenidos en Egipto parecía haber terminado, pero ahora las autoridades del país africano dicen que John Greyson y Tarek Loubani no pueden todavía volver a Canadá.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá señaló que los dos ciudadanos se están enfrentando a la burocracia egipcia, que los mantiene todavía atrapados dentro de sus fronteras.

Greyson y Loubani tenían planeado viajar a Canadá a través de Frankfurt, pero al intentar abordar el avión les informaron que estaban en una “lista negra”, por lo que no podían salir todavía. Según las informaciones, las autoridades egipcias todavía no limpian sus nombres alegando que la investigación está en curso.

Pero tanto los familiares de los dos canadienses, así como los responsables del servicio consular en Egipto creen que es solo un problema burocrático. Entre hoy y mañana luego de mucho papeleo y algunas llamadas la situación debería estar resuelta.

Greyson y Loubani pasaron siete semanas en una prisión de El Cairo luego de que fueran arrestados en una manifestación a favor del derrocado presidente Mohammed Morsi. Desde el principio los canadienses alegaron que se encontraban “en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

Según su versión se encontraban en Egipto de paso hacia Palestina, donde iban a filmar un documental, pero cuando vieron la protesta que se inició cerca del hotel en el que se encontraban decidieron ir a ver.

Loubani, quien trabaja como doctor en London, Ontario, en un momento se detuvo para ayudar a una persona herida. Fue en ese momento que fueron arrestados.

Según contaron, vieron como a unas 50 personas murieron en las protestas. Los fiscales los acusaron de haber participado en una manifestación con los Hermanos Musulmanes, pero los dos ciudadanos canadienses dicen que sólo estaban observando.

Finalmente fueron liberados el pasado sábado pero todavía esperan subirse a un avión de regreso a Canadá.

Foto vía CBC