martes, 15 de octubre de 2013

El PQ podría excluir al sistema de salud del proyecto de ley sobre los valores de Quebec

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Hospital Royal Victoria de Montreal

El debate sobre el proyecto de ley de los valores de Quebec puede haber bajado su intensidad, aunque el gobierno provincial sigue moviendo las piezas antes de presentar su propuesta final.

El diario La Presse reporta que uno de los “ligeros” cambios que podría aplicar el gobierno de Pauline Marois estaría vinculado al sector de la salud.

La totalidad del sistema a lo largo de la provincia ha pedido ser excluido de la jurisdicción de la propuesta de ley, especialmente en lo referente a la prohibición de sus empleados a vestir símbolos religiosos “ostentosos” durante sus horas de trabajo.

Este debate tomó fuerza luego que un hospital de Ontario publicara una publicidad en la que criticaban la postura de prohibir trabajar a una enfermera o doctora por sólo vestir un velo musulmán sobre el cabello.

El diario montrealés señala que el Parti Québécois estaría dispuesto a dejar de lado al sistema de salud. Sin embargo esto vendría con un precio: una línea más firme y cerrada con otros puntos de la conocida charte.

Otros cambios incluirían finalmente sacar el crucifijo de la Asamblea Nacional de Quebec. En principio el gobierno de la provincia dijo que el símbolo se mantendría por ser parte del “patrimonio”. Sin embargo, ante la presión el PQ estaría analizando esta posibilidad.

Misma situación sobre la exclusión de los funcionarios electos, quienes en principio no eran tocados por el proyecto de ley. El Gobierno estaría pensando aplicar las reglas sobre el no uso de símbolos religiosos a todo diputado y representante del gobierno electo por la población.

Estas medidas serán tomadas por el gobierno Marois para enviar una señal de compromiso y diálogo, aunque podrían venir con una postura más cerrada en los puntos que se mantendrán.

Según los reportes, Quebec buscaría eliminar la opción de exclusión de la ley, la cual se puede renovar cada cinco años. Esto se debe a la gran cantidad de organismos y sectores que han manifestado su intención de excluirse de los poderes de la ley, especialmente la alcaldía de Montreal.

Por ejemplo, todos los candidatos a la alcaldía han dicho que no aprueban la charte y buscarían excluirse de la misma.

Foto: Google Street View