martes, 15 de octubre de 2013

Una factura de teléfono de Rogers arruina la línea de crédito de un hombre de 61 años

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Dave Johnson Rogers

Un hombre en Ontario, sin ni siquiera tener una cuenta con la compañía de teléfonos Rogers, ha pasado tres años luchando con una factura de la compañía  que ha arruinado su línea de crédito afectando su vida por completo.

En el año 2010, Dave Johnson, de 61 años de Pembroke,  recibió una factura proveniente de un agencia de cobro que representa a Rogers Wireless, manifestándole que tenía pagos atrasados de más de $5.400.

No obstante, Johnson no debía dinero alguno y procedió a comunicarse con la agencia para solventar la situación, a lo que ésta respondió “nunca ha tenido un teléfono con Rogers, vamos a hacer que esto desaparezca” según comenta Johnson conforme con los reportes de CBC.

Sin embargo este comentario no tuvo resultado alguno y los problemas siguieron, afectando su historial de crédito, inhabilitando su obtención de algunas  tarjetas de crédito e inclusive impidiéndole cofirmar la hipoteca de su hijo por orden del banco.

A raíz de la situación, Johnson decidió comenzar el proceso de limpiar su nombre, por el cual descubrió que otro David Johnson ha sido erradamente perseguido por la misma factura.

“Ellos solo están tirando dardos”. No están rastreando a la persona responsable por la deuda. Alega Johnson. “Ellos buscan a la persona cuyo nombre les suena similar”.

En otro lugar de Canadá se presenta una situación similar: Deborah Bruneteau, de Winnipeg, recibió una factura de más de $2.600 de una agencia de cobro que trabaja para Rogers. La factura está dirigida a su padre, William Spence, quien falleció hace dos años y nunca estuvo con la compañía Rogers.

“Spence es un apellido muy común”, dice Bruneteau.

Ella considera que Rogers debería hacerse responsable por las acciones de las compañías de cobro que contratan.

Howard Maker, Comisionado de denuncias de telecomunicaciones, dice escuchar historias como ésta a menudo.

En un comunicado por correo, Rogers alegó que “generalmente el sistema funciona” y que las agencias de cobro son las que deberían responder.

Rogers también admitió que estaban tratando con el Dave Johnson equivocado  y que su línea de crédito fue restaurada.

En el caso de Bruneteau, Rogers manifestó sus disculpas por la situación y dijo estar trabajando para corregir el problema.

Foto: Captura de pantalla /CBC