jueves, 17 de octubre de 2013

La Comisión de Derechos de la Persona critica varios puntos de la “charte” del PQ

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Bernard drainville charte des valeurs

El proyecto de ley sobre los valores de Quebec, propuesta del gobierno de Pauline Marois, sufrió uno de los más duros golpes mediáticos.

La Commission des droits de la personne, organismo que vela por los derechos humanos en la provincia, presentó finalmente su opinión sobre el proyecto del ministro Bernard Drainville. Para la CDPDJ varios de los puestos de la propuesta legislación son extremistas.

“Las orientaciones gubernamentales levantan vivas inquietudes. Significan una neta ruptura con el Acta (de Derechos de la Persona)”, señaló en un comunicado Jacques Frémont, presidente de la comisión.

“Se trata de la propuesta de modificación más radical desde su adopción“, agregó.

El organismo provincial aclara que la prohibición de vestir símbolos religiosos, uno de los puntos más debatidos sobre la llamada charte, va directamente en contra de una libertad protegida por la Ley de Derechos de la Persona.

De iguall forma el comunicado explica que los requisitos para otorgar un acomodamiento razonable son tan cerrados que podrían dar lugar a otro tipo de discriminación, específicamente hacia las personas con discapacidades, quienes podrían no cumplir con los requisitos para recibir un acomodamiento.

Un tercer punto al que hace referencia la comisión es hacia los parámetros de igualdad entre mujeres y hombres que propone el proyecto de ley del Parti Québécois, los cuales los cuales parecen excesivos en varios casos.

El organismo aclaró que las leyes actuales y específicamente la de los derechos de la persona, protegena la gente contra la discriminación en base al sexo, por lo que parece excesivo volver a afincarse en este tema.

La CDPDJ lanza una opinión, señalando que el documento propuesto por el actual gobierno de Quebec, no “pasaría las pruebas” ante un eventual proceso judicial en caso de que sea aprobada y posteriormente denunciada ante una corte.

La noticia generó reacciones inmediatas de la oposición, especialmente de la Coalition Avenir Québec, que reafirmó lo dicho por la comisión y pidió al gobierno dejar de lado el proyecto tal cual lo proponen en la actualidad.

“El proyecto propuesto por el PQ no tendrá ninguna legitimidad ante la Ley de Derechos y Libertades de la Persona de Quebec si no obtiene un apoyo significativo en la Asamblea Nacional”, señaló la diputada de la CAQ, Nathalie Roy.

“Es una victoria para los seguidores de un enfoque equilibrado”, agregó.