martes, 22 de octubre de 2013

(Actualizado) “Expression of Interest”: Canadá lanzará un nuevo programa de inmigración en 2015

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Chris Alexander Ministro Inmigración Canadá

Aclaratoria: El Gobierno Federal aclaró que el programa de Expression of Interest (EOI) que prepara Canadá será lanzado el 1ro de enero de 2015 y no en 2014 como reportamos en un inicio. Esto se debió a la confusión del propio ministro cuando explicó la noticia durante una rueda de prensa con los medios de las comunidades inmigrantes.

Aquí ponemos el audio de esa entrevista:

El único cambio es en relación a la fecha en la que arranca este programa. El resto de la información se mantiene exactamente igual. Pedimos disculpas por la confusión.

————————-

En el último presupuesto de Canadá el Gobierno Federal habló sobre la necesidad de juntar a los inmigrantes calificados con los puestos de trabajo vacantes en todo el país. Ese plan ya parece tener forma y fecha.

Canadá espera presentar a inicios de 2015 su nuevo sistema de Expresión de Interés (Expression of Interest en inglés), el cual busca fortalecer la inmigración del tipo económica al tiempo que busca evitar el problema de las largas listas de espera.

El ministro de Inmigración del país, Chris Alexander, explicó varios puntos de este futuro programa en un encuentro con representantes de los distintos medios de comunicación de las comunidades inmigrantes.

“Sólo podemos asegurar la continuidad de los programas sociales para los más necesitados y los refugiados si tenemos una suficiente cantidad de inmigrantes calificados que llegan y empiezan a trabajar rápido”, señaló el ministro como preámbulo antes de explicar los detalles sobre este sistema de expresión de interés.

“Es para todo aquel interesado en venir a Canadá, quizá no lo han decidido sino están sólo interesados. De esta forma pueden hacer una corta solicitud y entrar en un lote de solicitudes”.

Ottawa venía meditando sobre esta idea desde finales del año pasado, como una respuesta a lo lento y sobrecargado del sistema de trabajadores calificados, mientras que atiende de manera inmediata las necesidades de las empresas para llenar puestos de trabajo con gente preparada.

¿Cómo funcionará?

Este proceso se hará en dos etapas. Primero la persona interesada en inmigrar a Canadá llenará una solicitud básica, en la que demostrará su perfil, así como su nivel de idiomas, experiencia académica e incluso la región del país a la que le interesaría ir.

Todas estas “expresiones de interés” serán recibidas y se les otorgará un puntaje e base a distintos parámetros. Algunos perfiles podrían ser rechazados si no cumplen el mínimo de requerimientos.

A partir de ese momento es prácticamente una cuestión de tiempo y paciencia.

“Esperamos que ese lote sea bastante grande”, admite el ministro Alexander. “Luego el Gobierno Federal, Quebec o cualquier otra provincia y compañías podrán ver esa lista y decir ‘estas son las habilidades que necesito’, ‘este es el tipo de persona que necesito’. Cuando encuentren a esa persona se presentará la solicitud completa y nosotros aceleraremos el proceso”.

El ministro hace referencia a la segunda parte del proceso. Una vez una empresa o el gobierno, provincial o federal, elijan a una persona con el perfil necesario, se le enviará una invitación para solicitar la residencia permanente, la cual sería aprobada en cuestión de meses, según ha dado a entender el ministro.

Esta idea estuvo inspirada en los programas similares que lanzaron Australia y Nueva Zelanda para atraer inmigrantes. “Ellos tienen un sistema similar y ha sido exitoso. En Canadá puede ser más exitoso pues somos un país muy grande y con mayor demanda”.

Lo bueno y lo malo

Este nuevo plan de Inmigración Canadá creará muchos análisis y debates en las próximas semanas. De entrada el Gobierno Federal ha presentado varios argumentos para justificarlo, aunque, como cualquier otro programa, no quedará exento de críticas.

Lo bueno:

  • Este sistema, en teoría, debería reducir el proceso de transición que vive un inmigrante entre que llega al país y consigue un empleo ajustado sus habilidades, por tratarse de un proceso de selección que depende de los empresarios.
  • Termina con la visión histórica de Canadá de tener que aceptar todas las solicitudes que recibe, principal razón que generó la sobrecarga y lentitud en el sistema. Es un enfoque más sincero sobre la capacidad real de administrar la inmigración.
  • Será un proceso en el que las provincias e incluso los empresarios tendrán opinión, lo cual permitirá atender las necesidades específicas de una región o un dominio de la economía.
  • Los tiempos de espera serán más reducidos por tratarse de solicitudes específicas.

Lo malo:

  • El ser aceptado dentro del lote de solicitudes no significa que la persona recibirá una invitación para venir al país, por lo que mucha gente podría quedar decepcionada si pone todas sus esperanzas en este programa y nunca es seleccionada.
  • El sistema podría dar ventaja sólo a las personas con mejor experiencia o estudios en un área de trabajo, lo cual podría ser considerado como injusto por muchos. El Gobierno Federal no ha escondido en ningún momento su mensaje de “traer a los mejores y los más brillantes”.
  • Por ser un programa de dos etapas y en los que se involucran empresas y gobiernos provinciales, se hace más vulnerable a los problemas de burocracia que podrían afectar la efectividad y rapidez del sistema.

En las próximas semanas Inmigración Canadá debería presentar nuevos detalles sobre este programa.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal