viernes, 25 de octubre de 2013

Comisionada de la privacidad critica a agencia federal por recopilar información personal de ciudadanos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Pago Factura Deposito

La privacidad y el espionaje han sido dos temas muy debatidos en los últimos meses en todo el mundo, incluida Canadá. Ahora las nuevas informaciones levantan preocupación en torno a los datos personales de miles de ciudadanos.

Este jueves la Oficina del Comisionado de la Privacidad de Canadá presentó el reporte de una auditoría que realizó al Centro de Análisis de Reportes de Transacciones Financieras (conocido como FINTRAC), en el que critican varias prácticas.

Según el informe, presentado por la comisionada de la Privacidad, Jennifer Stoddart, esta agencia federal ha recopilado millones de páginas con información personal y financiera de muchos ciudadanos sin motivo aparente, todo como parte de su mandato para lidiar con el financiamiento del terrorismo y el lavado de dinero.

Las leyes que rigen a FINTRAC son de la época de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Este organismo tiene la función de monitorear todo tipo de transacción de dinero que pueda parecer sospechosa, pero en sus labores han terminado con información privada de ciudadanos comunes en sus manos.

Se trata del segundo reporte que la comisaria de la Privacidad hace criticando a este organismo.

“Mientras FINTRAC continúa teniendo fuertes controles de seguridad, ha hecho un progreso limitado en atender las recomendaciones de nuestra auditoría previa”, señaló Stoddart en un comunicado. “Esto es particularmente decepcionante, tomando en cuenta que FINTRAC ha previamente indicado que está comprometido a encontrar nuevas formas de limitar la cantidad de información personal que acepta y guarda”.

Varios organismos y personas (como bancos y otras instituciones financieras) deben llenar un reporte a FINTRAC si descubren una transacción de dinero que sea considerada “sospechosa” bajo ciertos parámetros. Sin embargo, el organismo federal dice que parte del problema es la gran cantidad de reportes que recibe de bancos sin mayores motivos.

El ente encargado de la privacidad en el país pone como ejemplo tres casos:

  • Un joven empresario que depositó tres notas de banco por un valor de casi $100.000 pero que estaban debidamente aprobadas.
  • Un comerciante que depositó $570 en billetes de baja denominación.
  • Una persona que compró una casa a un amigo de la infancia y que realizó el depósito directamente al vendedor de la propiedad y no a su abogado. El notario que presentó la “alerta” al organismo admitió que lo hizo sin saber realmente si aplicaba.

En estos tres casos la información personal de estos ciudadanos terminó en las oficinas de FINTRAC.

Otro de los problemas es que por ley esta oficina debe guardar toda esta información por al menos 10 años, a pesar de que sepan que se trata de un caso que no levanta mayor sospecha.

“Dados los ejemplos que encontramos, tengo serias preocupaciones sobre a qué nivel las informaciones que guarda FINTRAC están pobladas con información personal que nunca debió ser presentada”, señaló la comisionada de la Privacidad.

Según la investigación, en muchos casos los reportes iban acompañados de más información personal, como registros médicos, licencia de conducir, copias de pasaporte o tarjeta del Seguro Social, así como declaraciones de impuesto.

Si bien el organismo cree que la seguridad de FINTRAC es sólida, por lo que esta información no es accesible a terceros, considera que su recopilación y almacenamiento representa una violación a la privacidad.

FINTRAC se defendió señalando que ha hecho avances desde la primera auditoría, realizada en 2009, pero que todavía necesita buscar formas en limitar el número de reportes que bancos o ciertos ciudadanos llenan sobre algún caso específico.

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal