viernes, 1 de noviembre de 2013

Recursos humanos, educación y Latinoamérica

Publicado en:
Negocios Quebec-Latinoamérica
Por:
Temas:

Educación latinoamérica Recursos Humanos

Una fuerza laboral bien educada y productiva es una condición sine qua non para el desarrollo económico sustentable. En los diversos estudios y publicaciones que hacemos en Stratekey Canal, el tema de la educación es una constante que se repite  en todos los países en donde trabajamos.

Desde Dinamarca hasta Chile pasando por China, los empresarios, los gobiernos y las sociedades en general  están constantemente  buscando el “right mix” entre los distintos componentes de  “la educación”.  ¿A qué nos referimos con componentes de la educación? Desde Aristóteles, pasando por Jung, Piaget, Rogers, hasta Paulo Freire, la fórmula de la educación perfecta sigue siendo elusiva.

Obviamente, dicha fórmula es temporal, ideológica y hasta geográficamente dependiente. Temporal porque la realidad es cambiante y por ende las necesidades laborales lo son. Geográficamente dependiente porque no es lo mismo estar en McGill University, Harvard, en la Fundación Getulio Vargas, que en lugares con menos recursos financieros. Ideológicamente influenciada por que no somos una “tabula rasa”, por lo menos no al momento de poder tomar decisiones. Lo que nunca puede faltar es un equilibrio entre el aprendizaje tecnológico y el aprendizaje ético y cívico, áreas en la que Latinoamérica está muy rezagada. Sin una buena base ética y cívica, cualquier desarrollo tecnológico y económico tendrá un horizonte finito.

Volviendo al terreno más mundano de los recursos humanos, productividad y la sociedad y sin ahondar en temas filosóficos, hay algo que está claro. Se necesita una reforma educacional en Latinoamérica. Algunos países, como Chile y Brasil, están mejor posicionados que otros aunque dentro de esos países las disparidades son enormes.  De tal magnitud  son esas diferencias que generaron las protestas que hemos leído en los periódicos.

Desde nuestra perspectiva, si hay dos temas que deben ser preponderantes en las reformas estructurales que debe emprender América Latina es la educación y el mercado de trabajo.  La relación empleo-educación es compleja, por lo que sólo hablaremos de cómo la educación puede incentivar el empleo o el desempleo. Obviamente, la educación no es la única variable que influye en la creación de empleo pero es un de las variable esenciales en el largo plazo.

No es habitual que los economistas se pongan de acuerdo, pero en cuanto al mercado laboral y educacional, lo han hecho.  Hay que reducir la brecha educativa para poder incentivar la creación de empleo, reducir la informalidad y por ende la desigualdad social. Lamentablemente, las reformas estructurales en Latinoamérica se han reducido según un informe de Eduardo Lora para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID, las reformas estructurales en América Latina: ¿Qué se ha reformado y cómo medirlo?). ¡No es coincidencia que el ritmo se redujo al bajar los precios de los commodities!

La única forma de obtener un crecimiento sostenible es darle las herramientas necesarias a aquellos que las usarán el en el futuro, y la educación es la herramienta por excelencia.

Otro estudio del BID,  sugiere que “existe una relación estadísticamente significativa entre los niveles de productividad bajos y alta informalidad, lo que justifica las reformas en esta área”. (Fernández, 2012).

En el contexto global actual,  las reformas educativas de Latinoamérica no deben estar orientadas sólo en incrementar nuevos puestos de trabajo y reducir la informalidad, sino, sobre todo,  en mejorar talentos y habilidades de los recursos humanos con el fin de poder competir en los mercados internacionales.

Algunos comentarios de personas que están al corriente de las tendencias sobre del mercado laboral y la educación:

  • Fernando Alves, presidente de la consultora PwC Brasil, en una reciente entrevista comentó que “el mercado de trabajo brasileño opera en el Siglo XXI con las leyes hechas hace 60 años. Las rigideces del marco laboral hacen que el costo se multiplique al empleador por tres, a causa de los beneficios laborales”.
  • Sergio Averbach, presidente para América del Sur de la firma de reclutamiento de talento de Korn / Ferry International, comentó que el mercado laboral brasileño se beneficiaría de ” la simplificación de la legislación laboral, la reducción de los impuestos sobre la nómina, y la creación de incentivos fiscales para aumentar la educación”. Averbach agregó que el reciente éxito económico de Brasil ha aumentado la brecha de talento. Ésta es hoy en día un problema generalizado en América Latina, pero al parecer ha alcanzado niveles dramáticos en Brasil.
  • Según un estudio reciente realizado por ManpowerGroup, mientras que el 35% de los líderes empresariales de todo el mundo afirman que la escasez de talento es un problema para sus empresas,  en Brasil el alcanza al 68%, una de las cifras más altas del mundo.

Pensamos que, sin duda, el desarrollo sostenible tiene su origen en una sociedad educada para afrontar los desafíos del Siglo XXI. Desde el punto de vista tecnológico así como desde el punto de vista ético y cívico. Si Latinoamérica va a finalmente hacer el salto de ser exportadores de productos básico a productos  “knowledge intensive”, debe llevar a cabo una reforma educativa.

Las soluciones tienen que ser encontradas y las medidas adoptadas para que los recursos públicos se pueden gestionar de manera eficiente para promover estas causas. Esto es siempre un tema complejo en Latinoamérica y un debate que siempre estará abierto.

Cualquier duda o comentario, por favor no duden en comunicarse con nosotros via email Sebastian@StratekeyCanal.ca / Christian@StratekeyCanal.ca o por los  teléfonos: +1 514 803 4090 / +1 514 557 6090.

Twitter: @sebavicto / @christian_keen

Foto: Flickr / ieRed (CC)