jueves, 7 de noviembre de 2013

Los tres altos jefes de los servicios secretos británicos comparecen ante el Parlamento

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

jefes-de-servicios-secretos-de-gran-bretana-ante-el-parlamento

En una sesión histórica, el Parlamento británico interpeló hoy a los directores de los servicios secretos del país.

Como telón de fondo, los escándalos de los espionajes masivos denunciados por Edward Snowden, que han desatado una especie de histeria mundial por la amplitud de los tentáculos desplegados por los organismos de seguridad estadounidenses, que se ha inmiscuido hasta en los teléfonos personales de presidentes y jefes de Estado.

Comparecieron ante el parlamento, John Sawers, director del Servicio de Inteligencia Secreto, denominado MI6; Andrew Parker, del conocido servicio de Seguridad MI5; e Iain Lobban, responsable del Cuartel General de Comunicaciones (GCHQ).

La sesión que empezó a la 3 de la tarde, se prolongó por espacio de 90 minutos. No fue una reunión secreta, sino pública, trasmitida por la televisión con dos minutos de intérvalo, por “razones de seguridad”, como lo informa El Mundo.

Uno de estos organismos secretos británicos, el GCHQ, está siendo señalado de conformar una red de espionaje masivo a nivel europeo, junto con agencias de España, Francia, Alemania y Suecia.

Además la GCHQ, está cuestionada porque en el 2008 creó un programa secreto de ciberespionaje masivo, denominado “Tempora“, muy similar al programa estadounidense “Prisma“, desplegado por la Agencia de Seguridad Norteamericana (NSA).

“Nuestros hombres se han pasado la vida protegiendo la seguridad de Gran Bretaña y de sus ciudadanos”, dijo en su defensa el jefe de la GCHQ, Iain Lobban, citado por El Mundo.

Las declaraciones de Lobban expresan los criterios que prevalecen en los organismos de seguridad británicos. Hay un tendencia a defender sus trabajo y se muestran muy críticos contra quienes los atacan.

Es el caso del periodista del “The Guardian Glenn Greenwald, quien reveló los secretos de Snowden y fue duramente criticado por el anterior jefe de la GCHQ, David Ormand y por el propio primer ministro David Cameron, quien apeló a la “responsabilidad social” de los medios ante las amenazas a la seguridad de la población.

Foto: Captura de pantalla / Mail On line