sábado, 9 de noviembre de 2013

Intermediario en la venta del video de Rob Ford dijo recibir amenazas de personas vinculadas al alcalde

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Mohammed Farah Video Rob Ford

El caso del alcalde Rob Ford se va complicando por distintos frentes. Ahora un ciudadano de Toronto dice haber sido víctima de amenazas por parte de personas vinculadas al polémico político.

Mohamed Farah, conocido trabajador comunitario del noroeste de Toronto, dijo en una entrevista a la cadena CBC que sirvió como intermediario de los narcotraficantes que tenían el video de Ford fumando crack. A Farah le pidieron que intentara vender el video a los medios.

El hombre fue contactado por miembros de bandas que venden drogas en el sector de Dixon Road de Toronto. Una de esas personas sería Mohamed Siad, quien filmó el video y que en la actualidad está preso por narcotráfico.

Según el testimonio de Farah, cuya entrevista será presentada este viernes por CBC, varias personas empezaron a preguntar por el video una vez se conoció de su existencia. Según sus declaraciones, “personas en vehículos lujosos” visitaron el sector ofreciendo “maletas llenas de dinero” a cambio del video.

En ciertos momentos se ha reportado que incluso el crimen organizado de Toronto estuvo detrás del polémico video del alcalde.

Pero Farah también dice que la solicitud por el video se convirtió en amenazas, muchas que se hicieron en nombre de Ford.

“Hubo llamadas de gente que decía ser antiguos soldados, o expolicías”, señaló Farah. “Decían: ‘si no tienes el video o no lo consigues, te vamos a arrestar o incluso a ejecutarte o algo así”.

Sin embargo no se ha podido vincular estas presuntas amenazas con alguien del entorno del alcalde. Uno de sus colaboradores, Alessandro Lisi, fue detenido y enfrenta cargos por extorsión, presuntamente vinculados a extorsión, aunque no hay evidencia de que sea él uno de los involucrados en estas amenazas.

Las declaraciones llegan en una semana difícil para el alcalde, quien finalmente admitió que había fumado crack y que sí aparecía en el tan comentado video, el cual está en manos de la policía de Toronto.

El alcalde pidió disculpas por su comportamiento, aunque se negó a renunciar o a tomar alguna medida para combatir su presunta adicción a las drogas.