domingo, 10 de noviembre de 2013

TLC Canadá-Honduras: “tratados deben ser instrumentos de desarrollo que fortalezcan las democracias”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Melvin Redondo, viceministro de Comercio de Honduras TLC Canadá

Canadá y Honduras ya cuentan con un Tratado de Libre Comercio. Sólo días han transcurrido desde que las autoridades gubernamentales hondureñas estuvieron en Ottawa firmando el nuevo acuerdo. Años fueron necesarios para la negociación. Pero hoy, ambas partes, se dicen satisfechas de lo logrado y ven en el horizonte un crecimiento significativo para ambos mercados.

Para Honduras, este nuevo TLC, que se suma a una serie de acuerdos que el país centroamericano ya posee, permitirá potenciar su acceso a los mercados norteamericanos, poniendo a sus exportadores en una posición preferencial respecto a otros competidores. Sin duda, una oportunidad de negocio interesante para quienes sepan aprovechar al máximo lo establecido en este convenio.

Aún no se conoce cuándo estará implementado por completo este nuevo TLC, pues es necesario que el Congreso hondureño le dé luz verde, así como el Parlamento canadiense.

Para conocer más la visión hondureña sobre el TLC con Canadá, Noticias Montreal conversó de forma exclusiva con el viceministro de Comercio de Honduras, Melvin Redondo, quien participó activamente desde el inicio de estas negociaciones. Redondo acompañó  al ministro de Industria y Comercio, José Adonis Lavaire, a realizar la firma del tratado junto con el ministro de Comercio Internacional canadiense, Ed Fast.

En la entrevista, el viceministro Redondo estuvo acompañado por el ministro Lavaire y la embajadora de Honduras en Canadá, Sofía Cerrato, quienes realizaron una corta visita en Montreal tras la firma en Ottawa.

Sobre los sectores y las oportunidades de negocio

-Existe actualmente una balanza comercial a favor de Honduras ¿Cuáles son las expectativas de crecimiento a partir de este Tratado de Libre Comercio con Canadá?

-Esperamos  que el comercio crezca sustantivamente. Una de las cosas que resulta del tratado es que prácticamente toda nuestra oferta exportable va a quedar libre de aranceles. Incluso hay oportunidades nuevas de productos que no se exportan a Canadá, por ejemplo, azúcar refinado, carne de res y otros productos en el sector agrícola, amén de que el acuerdo logra también tener una mejor posición competitiva de nuestro sector de la confección, respecto a otros competidores asiáticos que ya están en el mercado canadiense. Esperamos también flujo de inversión, como resultado del acuerdo. El acuerdo tiene capítulos importantes en el tema de protección y de inversión. Ya tenemos inversión canadiense fuerte, en sectores como textil y confección, en el de minería. Esperaríamos atraer inversión en sectores como infraestructura o más en minería y en agricultura.

-¿Cuáles son los rubros que actualmente más se están exportando desde Honduras a Canadá?

-Estamos hablando de productos del sector agrícola, básicamente. Nos interesaría poder colocar más productos como café, productos del mar (camarón, tilapia). Azúcar, que no hemos estado exportando. Tenemos una oferta importante en frutas, como melones, sandías, banano. Amén del tema textil y confección, en el que tenemos una presencia muy importante en el mundo y obviamente queremos estar más en el mercado canadiense.

-¿Cuál fue el monto de lo exportado por Honduras a Canadá en 2012?

-Alrededor de 85 millones de dólares.

(Las exportaciones canadienses a Honduras totalizaron 38,6 millones de dólares,3,3 millones producto del sector agrícola).

VER TAMBIÉN: TLC Canadá-Honduras: industria porcina canadiense tendrá acceso al mercado hondureño

-¿Cómo plantearán las oportunidades de negocio para los empresarios hondureños a partir de este nuevo TLC?

-Queremos montar una estrategia de business-to-business. Hemos estado planificando conectar gente de la comunidad empresarial en Honduras y en Canadá para que empiecen a tener operaciones directamente. Mucho del comercio con Canadá se hace a través de intermediarios en Estados Unidos. El modelo del b to b sería el que hay que implementar para poder mejorar nuestra posición competitiva aquí (en Canadá).

-¿Cuál fue el punto en común para poder superar los inconvenientes planteados en torno a la llegada de la carne de cerdo canadiense a Honduras, el cual generó un retraso en las negociaciones de este acuerdo comercial?

-Hay que separar dos cosas: una cosa es el tema de la negociación propiamente del acuerdo y de lo que tenía que ver al acceso de carne de cerdo al mercado hondureño en condiciones sin acuerdo. Lo que se pudo resolver precisamente fueron las condiciones sanitarias que están alrededor del tema del acceso del producto canadiense al mercado hondureño. Para eso las dos agencias encargadas del tema sanitario trabajaron fuertemente durante casi un año para poder establecer el acceso del producto canadiense al mercado hondureño. Es decir, esto fue en términos sanitarios.

Ahora, respecto al acuerdo, éste otorga un acceso preferencial a la carne de cerdo canadiense. Hay una cuota que fue acordada que obviamente protege los intereses de nuestro industria del cerdo en Honduras, pero también garantiza un nivel de acceso al producto de Canadá. Se tiene entonces un balance.

Esto es normal en una negociación comercial.

La industria porcina en Honduras es pequeña, pero aun así, está empezando a exportar. Incluso cuando enfrenta cierta competencia, de carne de Estados Unidos, por ejemplo, éste está siendo más competitivo. Uno de los temas que vamos a trabajar es cómo mejorar la competitividad del sector cárnico.

Melvin Redondo Sofía Cerrato Luis Adonis Lavaire TLC Canadá Honduras

Un acuerdo comercial de última generación

-¿Cómo fueron las negociaciones?

-Ha sido un proceso bien largo. Con varias etapas. Debemos recordar que la negociación con Canadá incluso comenzó antes que la negociación con EE UU. Comenzó en 2002. Luego se da el denominado CA4 (que incluía El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua) que ya tenía un acuerdo. Después se dieron varias etapas de negociación en las que no siempre pudimos lograr acuerdos. En 2010 decidimos bilateralizar la relación con Canadá y ahora asistimos a la conclusión de este proceso, mediante el cual demostramos que sí somos capaces de llegar a un acuerdo comercial.

-Decía el ministro de  Comercio Internacional canadiense, Ed Fast, que este acuerdo no se limita a lo comercial e incluye una cooperación laboral y ambiental ¿Podríamos tener más detalles al respecto?

-Casi todos los tratados comerciales de última generación incluyen estos temas. Cuando uno piensa en acuerdos de libre comercio, generalmente piensa en comercio y mercancía, pero hay otros temas alrededor. Tanto el tema laboral como el ambiental han sido parte de la agenda en las negociaciones. Tenemos estos dos acuerdos de cooperación (laboral y ambiental) que se ciñe a la obligación que tienen las partes de respetar y  hacer cumplir su propia legislación laboral y ambiental. Esto lo que refleja es el compromiso que tiene Honduras de hacer cumplir las legislaciones y de apegarse a los estándares internacionales de protección en estos dos temas.

-Otro de los puntos que destacó el ministro Fast en una teleconferencia realizada esta semana fue que con este acuerdo también hay objetivos no sólo económicos, sino de desarrollo social y democrático en Honduras ¿Cuál es su posición al respecto?

-Los tratados en la medida en que generan estabilidad económica promueven la democracia. Un país que tiene sostenibilidad económica apunta a ser más democrático. Esa es la idea. Que los tratados sean instrumentos de desarrollo socioeconómico y que obviamente fortalezcan la democracia.

El turno es para la comunidad empresarial

-¿Cómo conviven todos los tratados de libre comercio que tiene ya Honduras?

-Se complementan entre sí. En el caso de Cafta y el acuerdo con Canadá, forma parte de una estrategia de acceso a los mercados de América del Norte. En este caso ambos se complementan. Es el empresario el que al final del día es el verdadero usuario. Nosotros, como gobierno, somos facilitadores, abrimos las puertas y ahora toca a la comunidad empresarial, sobre la base de sus intereses, decidir qué le interesa más o qué le interesa menos. En todo caso Honduras ya tiene acceso preferencial a la Unión Europea, Centroamérica, México, Colombia, Perú, Chile, República Dominicana, Taiwán y, ahora, Canadá.

Lo que toca ahora es pasar de esta fase de negociación a una fase de utilización, de promoción, para convertir estos acuerdos en verdaderos instrumentos de desarrollo.

-¿Tenemos una fecha tentativa para la implementación de los acuerdos?

-Eso va a depender mucho de las agendas de los congresos. En nuestro caso la idea es poder llevar el acuerdo a aprobación en el próximo mes y ojalá lo podamos tener listo para febrero. Dependerá también del Parlamento canadiense, ojalá sea lo más rápido posible para no seguir sumando años en este proceso con Canadá.

-¿Veremos pronto macrorruedas de negocio?

-Esa es la idea. Estamos tratando de conectar importadores y exportadores para que identifiquen oportunidades de negocios.

Twitter: @GAbAguzzi / gaguzzi@noticiasmontreal.com

 Fotos: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal