martes, 12 de noviembre de 2013

Italia aprueba el uso en lugares públicos del cigarrillo electrónico

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Italia da un “paso atrás” con respecto al uso de los cigarrillos en lugares públicos.

A partir de hoy, en los cines, bares, restaurantes, oficinas, autobuses, etc. los amantes del cigarrillo podrán fumar con toda libertad. La excepción sólo está limitada a los colegios.

Ciertamente, se trata del uso de los cigarrillos electrónicos y no los tradicionales que seguirán prohibidos.

¿Qué es un cigarrillo electrónico?

Es un aparato electrónico que simula a un cigarrillo normal o puede tener un cierto aspecto de cabeza de pipa, que contiene una boquilla y un cartucho recargable en donde se deposita un líquido.

Este líquido puede estar constituido por propilenglicol o glicerina vegetal, nicotina en diferentes dosis como opcional (por lo general entre 0 mg y 36 miligramos por mililitro), con sabores y aromas diversos.

El fumador aspira y bota humo como cualquier cigarro, sólo que en algunos casos puede parecer más vapor que humo.

Lanzados inicialmente como terapia para dejar de fumar, hoy en día es un gran reemplazo para fumar.

En Italia, según informan RTVE.es, existe un millón y medio de fumadores electrónicos, que generan unos 350 millones de euros.

La Organización Mundial de la Salud cuestiona la seguridad de este cigarrillo, que puede ser tan cancerígeno como el tradicional.

La Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos realizó pruebas y encontró que dos sustancias que se usan para estos cigarrillos -el dietilenglicol y las nitrosaminas– son particularmente nocivos para la salud humana.

Al implantar Italia el uso de los cigarrillo electrónicos en lugares públicos, va en sentido contrario a las tendencias del resto de países europeos, que se muestran poco sensibles al uso de esos aparatos públicamente.

Foto: Captura de pantalla / YouTube