martes, 12 de noviembre de 2013

A poner en marcha el negocio… ¿Qué estructura legal elijo?

Publicado en:
Números legales
Por:
Temas:

Emprender negocio Quebec

A la hora de iniciar un negocio en Canadá, existen varias figuras legales que se pueden utilizar para estructurar el mismo. Algunas de estas figuras tienen como objetivo principal la protección de activos y la obtención de  ventajas impositivas. Sin embargo, la estructura legal que se implemente dependerá de las necesidades y objetivos puntuales.

Las estructuras legales más utilizadas son: Propietario único, Partnership (o Sociedad) y Corporación. Cada una de éstas tiene sus variantes, razón por la cual a continuación se sintetiza, de manera general, las ventajas y desventajas de cada una.

Propietario Único: 

Ventajas: Desventajas:
El registro es simple y los costos para comenzar el negocio (start-up)  son reducidos. La responsabilidad legal es personal por todas las deudas ya que no se distinguen los bienes del titular y de la empresa.
Las pérdidas generadas por la empresa son deducibles personalmente. Si la empresa es rentable, potencialmente las ganancias serán imponibles a una tasa marginal más elevada.
No hay doble imposición ante la extracción de fondos de la empresa. Deja de existir al deceso de su propietario.

 

Partnerships (Sociedades): 

Ventajas: Desventajas:
El registro es simple y los costos para comenzar la Sociedad  son reducidos. En el caso de una Sociedad de Responsabilidad Limitada (Limited Partnership), las pérdidas que pueden utilizar los socios personalmente están limitadas a ciertas reglas fiscales.
Los ingresos de la Sociedad mantienen su naturaleza y se distribuye a cada socio en proporción a lo aportado. En el caso de una Sociedad General (General Partnership), no hay límites en cuanto a la responsabilidad, por lo tanto cada socio será responsable solidariamente por las deudas de la Sociedad.
Las pérdidas generadas por la Sociedad son deducibles personalmente por los socios, con ciertas limitaciones y en ciertos casos. Deja de existir al deceso de un socio o en caso de disolución.

 

Corporación: 

Ventajas: Desventajas:
Entidad legal distinta a la de sus accionistas, por lo tanto la responsabilidad es limitada. Doble imposición en la extracción de fondos de la compañía.
Mayor acceso a la financiación. Los costos del comienzo de la actividad son elevados. Es decir, costos elevados para incorporar, mantener los libros contables, cumplir con la producción de declaraciones fiscales, entre otros.
Impuestos corporativos más bajos que los impuestos personales. Las pérdidas no son transferidas a los accionistas.
Acceso a incentivos fiscales como:- División de ingresos  con los miembros de la familia contribuyendo al aumento del patrimonio familiar;- Elección de recibir salario o dividendos;- Exención de ganancia en capital para los accionistas  cuyas corporaciones privadas cumplan con ciertos requisitos al momento de la venta de las acciones;

– “Congelamiento de activos” para la planificación sucesora.

Algunas transacciones llevadas a cabo entre los accionistas y la Corporación pueden ser vistas como beneficios imponibles a los accionistas.

 La elección del tipo societario o estructura legal dependerá de sus objetivos personales, razón por la cual, aconsejamos que se asesoren previamente con su abogado y/o contador a los fines de adecuar su negocio a alguna de las estructuras legales.

Por cualquier consulta escriban a bdavila@joronveilleux.com o a davila.malejandra@gmail.com, o por teléfono al (450) 466-2270 ext. 206 o al (514) 242-6212.

Foto: Flickr – Dell Inc (CC)