miércoles, 13 de noviembre de 2013

Venezuela: Siguen las largas colas para comprar productos a precios rebajados por el gobierno

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

filas-para-comprar-articulos-electrodomesticos-en-venezuela

Después de que el gobierno venezolano ordenara el viernes pasado la ocupación militar de las tiendas Daka, y liquidara a bajos precios la mercancía existente, la ofensiva contra los comerciantes se ha incrementado.

Fiscales, acompañados de militares, visitan los comercios para hacer minuciosas revisiones de los inventarios de mercancías y de los libros de contabilidad. El ultimátum es la clausura, el remate de la mercancía  o el arresto de sus propietarios.

Una nueva disposición se viene aplicando. Todos los comerciantes que vendan con precios que superen el 30% de margen sobre el valor de compra, serán cerrados y la mercancía rematada.

Esto último es lo que está esperando la gente.

El diario El Universal informa hoy que desde anoche largas filas de personas se habían formado frente a comercios de ventas de electrodomésticos. En algunos lugares, como La Candelaria, en el centro de Caracas, el tráfico había sido cerrado y el acceso gradual de las personas.

La gente espera la ganga, el momento del remarcaje de los precios por parte de las autoridades fiscalizadoras, para comprar estos productos.

Algunos negocios no han abierto, otros han puesto inútilmente carteles como: No importamos, compramos en bolívares; no recibimos dólares oficiales.

Algunos negocios ya no tienen mercancías.

La lógica del comprador en estos momentos en Venezuela es muy sencilla. Primero, la inflación se encuentra en un 48,5 % en lo que va del año; segundo, el dólar paralelo -o negro- al que se podría recurrir debido al estricto control de la moneda establecida por el gobierno hace años, cuesta casi 10  veces su valor oficial y además no se consigue (60 bolívares por un dólar, cuyo valor oficial es de 6,30); y, tercero, casi no hay productos en el país, especialmente los de primera necesidad.

Por tanto, un televisor, un refrigerador, una computadora, etc. es un refugio de valor, ante una moneda que día a día va perdiendo poder de compra.

Las dificultades la tienen ahora los comerciantes ¿Podrán reemplazar la mercancía rematada?, ¿podrán mantener en adelante un margen bruto de utilidad del 30%, en circunstancias que la inflación se acerca al 50%?

Muchos de ellos, quizá, no vuelvan al mercado.

Foto: Captura de pantalla / YouTube