viernes, 15 de noviembre de 2013

El notario, su persona de confianza: manual de uso (III)

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:

Notarios en Quebec Notaires Québec ¡Comprar una casa! ¡Casarse! ¡Tener hijos! ¡Cuantos proyectos para esta nueva etapa de nuestra vida! Quienes elegimos Quebec como nuestro nuevo hogar nos encontramos con que aquí el notario es también un personaje importante en nuestra vida. Lejos ya de la figura del señor serio, de traje oscuro y lapicera- fuente en mano, el rol de consejero legal de la familia es tan vigente aquí, como lo era en nuestros países de origen.

En nuestra anterior entrega nos referíamos de forma general al hecho de que ciertos  momentos de la vida de una persona deben cumplirse con la intervención del notario. En esta oportunidad lo invitamos a compartir una breve descripción acerca de la participación del notario que jalona distintos momentos de nuestra vida: 

  • La celebración del matrimonio: Hemos conocido a la persona de nuestros sueños ¡finalmente estamos enamorados! Decidimos que llegó el momento de formalizar ¡Vamos a casarnos! Para ello, necesitaremos que  un celebrante reconocido oficie el matrimonio. Allí encontramos a nuestro notario. Éste  podrá, por un lado, actuar como celebrante del matrimonio o la unión civil. Por el otro, podrá asesorar a los futuros esposos sobre la conveniencia o necesidad de firmar un contrato de matrimonio, decidir el régimen matrimonial que mejor se adapte a nuestras necesidades  y en el caso de que la pareja opte por convivir sin casarse, podrá asesorarlos acerca de cuáles son sus derechos y obligaciones y cómo prevenir situaciones no deseadas.
  • El nacimiento de los hijos: ¡Nuestra vida acaba de transformarse! Ya no  solo somos dos en casa, y todas las atenciones de la familia se vuelcan hacia ese pequeño ser que todavía no habla, pero que ya se convirtió en el centro de nuestras preocupaciones y proyectos. Junto con la paternidad, nace en nosotros una nueva responsabilidad: asegurar el bienestar de  nuestros hijos. Esa preocupación nos llevará a prever también quién podrá ocuparse del bienestar de nuestros hijos si a nosotros nos pasa algo.  Así, dado que la mayoría de los inmigrantes no cuenta con su familia en Canadá, resultará útil designar un tutor de nuestra confianza, a cargo de quien quedarán nuestros hijos en caso de nuestra desaparición. Ello evitará que nuestros hijos queden inicialmente a cargo del Dirección de Protección de la Juventud. Su notario podrá instrumentar esa designación de tutor.
  • La casa propia: Es un gran paso en nuestra vida, la concreción de nuestros proyectos y también el nacimiento de nuevas responsabilidades. Nuestro notario nos guiará en el proceso de tomar una hipoteca y comprar la propiedad, cuidando de los aspectos legales del paso que estamos dando de manera de llevarlo a buen puerto de manera exitosa.

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la  de ilustrar al lector sobre los  aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza.

Por cualquier duda pueden escribir al correo  rber@montreal-notaire.com  o llamar al (514)-513-9788.

Foto: Captura de pantalla / YouTube (Chambre des notaires du Québec)