viernes, 15 de noviembre de 2013

Gobierno de Quebec declara oficialmente muerta la reforma de la ley sobre el uso del francés

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Diane De Courcy Ministra Inmigración Quebec

Uno de los proyectos más ambiciosos, y para muchos polémicos, del Parti Québécois no será más que un proyecto. El gobierno de Quebec renunció a su intención de aprobar una nueva ley sobre el uso del francés en la provincia.

La ministra de Inmigración y encargada de la Ley de la Lengua Francesa, Diane De Courcy, envió un comunicado este jueves confirmando que la ruptura de las negociaciones con la oposición, así como el hecho de que el PQ sea un gobierno minoritario, obligan a engavetar el proyecto de ley 14, el cual no será aprobado.

“Si bien consideraba que nuestra proposición inicial era equilibrada y responsable, abordé este ejercicio con mucha apertura, porque creo profundamente en el trabajo parlamentario”, señaló De Courcy en un comunicado enviado a los medios. “Estaba preparada para hacer ciertos compromisos, pero no al punto de vaciar al proyecto de ley de su substancia”, agregó.

El PQ se sentó a negociar con la Coalition Avenir Québec, segunda oposición en el parlamento provincial, y el único partido que se mostró abierto a discutir una eventual ley sobre el uso del francés en Quebec, la cual buscaba reforzar las propuestas de la histórica ley 101.

Los liberales, principal fuerza de oposición, habían cerrado la puerta a toda negociación, destacando que el proyecto de ley no era prioridad y no estaban de acuerdo con su fin.

El proyecto de ley cambiaba varios puntos referentes a la legislación en torno al uso del francés en la provincia, desde obligar a las pequeñas empresas a funcionar en francés, así como eliminar el estatus de ciudad bilingüe a aquellas que tengan una población anglófona menor del 50%, entre muchos otros puntos.

La CAQ logró dar su aprobación a varios puntos, como la eliminación del derecho a los militares en ciertos casos de inscribir a sus hijos en escuelas anglófonas, así como dar poderes extra a la ministra para legislar en torno al uso del francés, punto al que llegaron a un acuerdo.

Sin embargo, tres puntos fundamentales rompieron las negociaciones y decretaron la muerte del proyecto de ley 14:

Las ciudades bilingües: La CAQ mantuvo posición firme en este punto, alegando que la eliminación automática de estos beneficios en las localidades con una minoría anglófona era exagerado. Había un acuerdo para que esta decisión fuera tomada por medio de un comité municipal, pero no hubo acuerdo en cuanto a la conformación y aspectos técnicos de estos comités.

Francés en las pequeñas empresas: La CAQ no aceptó instaurar una ley que obligue a las empresas de entre 26 y 49 empleados a trabajar en francés (a menos que su área de dominio exija lo contrario). El gobierno intentó negociar con un periodo de transición, pero no se llegó a un acuerdo.

Los Cégeps: El gobierno de Quebec buscaba obligar a aquellos jóvenes que no sean anglófonos de origen a estudiar en Cégeps francófonos. El proyecto de ley preveía que sólo los jóvenes de origen anglo podrían escribirse en estos institutos de educación superior en francés. Para la oposición esto atentaba contra el derecho de cada persona de estudiar en la lengua que prefieran.

Para la ministra De Courcy el problema fundamental es el hecho que el PQ no tiene una mayoría en la Asamblea Nacional, por lo que no dudó en enviar un mensaje. “Reaccionamos por el francés, con los poderes que tenemos como gobierno. Sin embargo, para poder frenar el retroceso del francés, sigue siendo necesario reforzar la ley de la lengua francesa. Así que, cuando seamos mayoritarios, lo haremos”, señaló la ministra.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: Pablo A. Ortiz / Noticias Montreal