sábado, 16 de noviembre de 2013

Stephen Harper desde Montreal: “el CETA nos permitirá disminuir nuestra dependencia del mercado estadounidense”

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Harper Leblanc Chambre du Commerce CETA

Para Stephen Harper, primer ministro de Canadá, el tratado de libre comercio firmado con la Unión Europea (en inglés el  Comprehensive Economic and Trade Agreement, CETA), se trata del acuerdo comercial -de nueva generación- de más importancia que el país tiene con algún socio del globo. Llega a un mercado que supera las 500 millones de personas y promete oportunidades de negocio únicas a los empresarios canadienses. “Ahora es su momento”, aseveró el mandatario desde Montreal.

De forma histórica, para algunos sopresiva, Harper escogió la ciudad más importante de Quebec para dar su primer discurso (no Toronto, como muchos pudieran haber imaginado) luego de firmar dicho acuerdo, hace un mes, con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

En el evento, organizado por la Chambre de Commerce du Montréal Métropolitain, participaron unas 1.100 personas y personalidades del mundo económico y empresarial, no sólo de la ciudad, sino de la provincia y del país entero. Se llevó a cabo en el Palais des Congrès.

Uno de esos participantes fue Brian Mulroney, ex primer ministro canadiense. Su presencia fue calificada como especial debido al momento económico histórico que vive la nación con esta firma del nuevo tratado y el paralelismo que los analistas -y el propio Harper- realizaron con la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que luego sumó a México (Nafta), la cual se llevó a cabo bajo el mandato del conservador Mulroney.

“Se trata del mercado integrado más grande del  mundo. Este logro no lo habríamos podido alcanzar de no ser por ese acuerdo firmado con Estados Unidos. Brian Mulroney comenzó todo esto“, aseveró Stephen Harper a una audiencia que aplaudía al propio Mulroney mientras éste observaba al actual primer ministro canadiense desde el público, en una mesa que minutos más tarde compartirían.

Mulroney había dicho en semanas recientes que el CETA es importante, pero que este acuerdo no tenía el mismo rango de importancia si se compara con el que él debió negociar para llegar finalmente al Nafta.

La necesaria internacionalización de las empresas, meta actual de miles de empresas alrededor del globo que buscan incrementar sus mercados -y que no sólo se limita a la gran empresa, sino incluye a las pymes- fue uno de los factores destacados por Harper en su discurso, agregando que el acuerdo no sólo permitirá llegarle a un mercado potencial de 500 millones de inviduos,  sino generará creación de empleos en el país y mayor crecimiento para la economía local. No en vano, dijo Harper, la prestigiosa publicación The Economist calificó el CETA como “el nuevo modelo mundial del comercio internacional”.

Stephen Harper CETAEl mandatario aprovechó la oportunidad para recordar que para su gobierno conservador “la economía seguirá siendo la prioridad número uno”. No dejó de mencionar el primer ministro que Canadá fue uno de los países que mejor respondió a la crisis financiera que llevó al país a la recesión más grave desde la Gran Depresión.

Luego del discurso pronunciado por Harper, el presidente de la cámara de comercio, Michel Leblanc, llevó a cabo una sesión de preguntas para el primer ministro. Una de ellas fue profundizar en esa especie de rivalidad de importancia que se generó en torno al CETA-Nafta, y en las consecuencias para el país.

Al ser interrogado cuál de los dos acuerdos es el más importante, Harper respondió: “el tratado Canadá-Estados Unidos ha sido una de las bases más fuertes para la fortaleza sin precedentes de la economía canadiense. Ahora, el caso es que el acuerdo de libre comercio con la UE es el más importante (risas de él y del público)… porque nos da una oportunidad a los canadienses, una oportunidad única que hemos deseado por largo tiempo: la de disminuir nuestra dependencia del mercado estadounidense y de diversificar nuestro comercio más allá de los Estados Unidos”.

El primer ministro no dejó de mencionar que aunque hubo ciertos desacuerdos -internos- en las negociaciones previas a la firma, el CETA contó ampliamente con el apoyo de mandatarios y partidos políticos de Quebec como Jean Charest, ex primer ministro de la Belle Province y exlíder del Partido Liberal de Quebec.  El conservador destacó también el apoyo al tratado por parte de la actual primera ministra, Pauline Marois.

Para Quebec, cabe recordar, la Unión Europea representa el segundo socio comercial más importante, que recibe un grueso de sus exportaciones.

La implementación completa del acuerdo podría tardarse aún un par de años más, según indicó el propio Harper, pues al fin de cuentas la firma es sólo el inicio de una nueva etapa.

Durante este período Canadá realizará varias misiones comerciales en terreno europeo para dar a conocer los beneficios del nuevo tratado a los empresarios canadienses.

“Ahora es el turno de ustedes (los empresarios) de conocer las oportunidades y aprovecharlas”, aseveró.

Se prevé que el tratado permitirá aumentar el ingreso anual de Canadá en unos 12 millardos de dólares anuales, con un avance del comercio bilateral de un 20%.

El CETA será traducido, en esta nueva etapa, en un total de 24 idiomas.

Twitter: @GAbAguzzi / gaguzzi@noticiasmontreal.com

Fotos: María Gabriela Aguzzi V. / Noticias Montreal