viernes, 29 de noviembre de 2013

Lo que debemos saber sobre el uso de documentos públicos hechos fuera de Quebec

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:

Notarios en Quebec Notaires Québec

Cuando debemos presentar en Quebec Escrituras de Poder, Autorizaciones, Certificados de Nacimiento u otros documentos públicos originados en otros países, solemos preguntamos? qué debemos hacer con ellos antes de presentarlos: ¿Debemos legalizarlos? ¿Debemos traducirlos? ¿Podemos usarlos tal cual están?   Según lo que establece el Código Civil de Quebec, los documentos públicos extranjeros serán reconocidos en la provincia como documentos semiauténticos siempre que emanen de un oficial público extranjero competente.

En otras palabras, si el documento fue expedido por un oficial público del país que lo emite, su autenticidad será reconocida por la ley “québécoise”, sin que sea necesaria la legalización por parte del Ministerio de Relaciones Exteriores del país que lo emitió.

Dentro de estos documentos encontramos:

  • Las partidas o certificados del estado civil: como lo son las de matrimonio, de nacimiento, o de defunción.
  • Los actos administrativos o judiciales: como las sentencias de divorcio o anulación de matrimonio, las sentencias judiciales de adopción.
  • Los actos notariales: como escrituras públicas de poderes, testamentos o contratos.

¿Quién determina si emanan o no de un oficial público competente?

Esta evaluación la efectúa el oficial público (notario o funcionario) o la persona que debe recibir el acto para el cual ese documento público va a ser utilizado y corresponderá a él exigir o no la legalización.

Así, el notario que va a pasar un acto de venta de una propiedad haciendo uso de un Poder otorgado en el extranjero deberá evaluar ante quien fue otorgado ese poder y determinar si el profesional que lo recibió tenía el carácter de oficial público competente.

Continuando con nuestro ejemplo del Poder, podemos afirmar de manera general que, en principio, todo documento de Poder otorgado por escritura pública ante un notario habilitado a recibir escrituras de la mayoría de los países de habla hispana cumple con la condición de emanar de un oficial público competente que requiere la ley, y en consecuencia ninguna legalización sería necesaria.

Por otro lado, como consecuencia del carácter de semiauténtico que tendrá el documento,  no será necesario probar su contenido, ni la calidad ni autenticidad del oficial público ante quien el acto pasó.   Sin embargo, este principio no puede aplicarse de manera general a todo tipo de documento, ya que la aplicación del principio de la autenticidad variará según la naturaleza del acto.

Por su parte, si el documento se encuentra en idioma extranjero una traducción hecha por un traductor público y legalizada por la orden de traductores, será eventualmente necesaria.

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la de ilustrar al lector sobre los  aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza. 

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono  514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com

www.montreal-notaire.com

Foto: Captura de pantalla / Youtube