domingo, 1 de diciembre de 2013

Recrudece la violencia en Ucrania. Opositores piden la renuncia del presidente y del primer ministro

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

protestas-violentas-en-ucrania

Decenas de miles de manifestantes opositores tomaron la calles de Kiev, la capital de Ucrania, pidiendo ya no solo la integración a la Unión Europea, sino también la renuncia del primer ministro y del presidente del país.

Fuentes de última hora, procedentes de la Agencia France Presse, reportan que unos 100 policías resultaron heridos, sin explicar cómo ocurrieron los hechos.

La manifestación se concentró en la Plaza de la Independencia (la Maidan Nezalezhnosti). Esta plaza es famosa por que allí se concentraron las principales protestas durante la Revolución Naranja, que tuvo lugar en noviembre del 2004, precisamente a raíz de un fraude electoral en favor de quien, si bien se le impidió que no fuera elegido en esa ocasión, volvió más tarde a la presidencia hasta ahora: Viktor Yanukóvich.

Con ese precedente histórico probablemente los manifestantes pretenden revivir las acciones de la Revolución Naranja, que además tuvo como lideresa a Yulia Timoshenko, dos veces primera ministro de Ucrania y lideresa del bloque pro Unión Europea.

Timoshenko permanece hoy en día en una cárcel purgando una condena de siete años, pero para muchos analista no es más que una presa política, llevada allí por su eterno rival el presidente Yanukóvich.

Los manifestantes de hoy ocuparon la plaza de la Independencia, tras romper las vallas que la policía había puesto por orden de la municipalidad, que prohibió todo concentración en esa plaza.

Algunos grupos trataron de entrar en el edificio de la municipalidad, sin éxito, aunque destrozaron algunos cristales y golpearon con barras metálicas la fachada, según relataba una corresponsal de El País en el lugar de los hechos.

Otros manifestantes intentaban contener a los más impetuosos, entre éstos el excampeón de boxeo, Vitali Klichko, abanderado del partido UDAR, quien pidió calma a la población y les advirtió que “asaltar un edificio oficial puede ser muy peligroso”.

Sin embargo, una manifestante -según la reportera de El País- exclamó: “Ya no tenemos paciencia. Esto es la revolución, la revolución, ¿comprende?”.

La manifestación también pasó por el bulevar Shevchenko, donde se encuentra un monumento a Lenin, pero éste estaba fuertemente protegido por varias filas de policías.

Foto: Captura de pantalla video / RTVE.es