martes, 3 de diciembre de 2013

Aprender al emprender en Quebec: clave en el “entrepreneuriat” latinoamericano sustentable

Publicado en:
Happy Square Face
Por:
Temas:

[tps_header]

Grupo Emprendimiento Cclaq

Fueron 11 semanas intensas. Fueron 11 semanas de aprendizaje, de lenguaje de negocios en francés. De análisis Smart, de las 4P, de definir las ventajas competitivas. De escribir y rescribir misiones y visiones. De ponerse a sacar números y de entender que, cuando se es emprendedor se utilizan todos los sombreros.

Es que yo siento que no soy bueno vendiendo”, una de las frases más comunes. Pero sí, aprendimos que cuando se emprende un negocio somos también vendedores.

En total, 18 emprendedores. De diferentes áreas, con diferentes orígenes. Emprendedores de Colombia, Venezuela, Perú, México, Canadá y Bolivia. Algunos con proyectos avanzados. Otros con la semilla que se convirtió en plan de negocio. Estuvimos, durante las 11 semanas, acompañados de tres preparadores, quienes, con más tiempo en el ruedo –del entrepreneuriat-, no sólo hablaron desde su conocimiento académico, sino desde su propia experiencia como empresarios. Fueron preparadores y mentores.

Esta fue una de las experiencias que marcaron este segundo año de NM, la cual permitió conocer más nuestro proyecto y, al mismo tiempo, conocer la sociedad en la que vivimos y el mundo empresarial en el cual nos estamos desarrollando.

Los preparadores fueron perfectamente complementados con conferencistas en áreas que fueron desde el marketing hasta las redes sociales, pasando por cómo se manejan los libros financieros de una empresa en Quebec y hasta por el comercio internacional. Profesionales destacados en cada una de sus áreas, de origen latinoamericano, que nos demostraron que el acento no es un problema cuando de hacer negocio se trata. “Lo que importa es dominar el idioma”.

Aprendimos nuevas herramientas de investigación. Nos fajamos con las estadísticas. Logramos diferenciar segmento de mercado y de nicho, así como  la importancia de definir cada uno de sus espacios si queremos tener la clientèle cible, para así poder realizar una estrategia de mix marketing que nos lleve a promocionar de la mejor manera nuestro negocio.

VER TAMBIÉN:

La meta, a fin de cuentas, es ver al largo plazo y emprender de forma sustentable. Salir del cortoplacismo. Ver en grande, con el sustento de un plan d’affaires que se convierte en un libreto que estructura esa idea y que da forma al proyecto que nos llevará a innovar…a una verdadera innovación.

Conocimos sobre un sinfín de organismos que tanto a nivel federal como provincial, están con las puertas abiertas para que los emprendedores issues de l’immigration aprovechen las herramientas que brindan. Nos enteramos, de hecho, que muchos de estos organismos se quedan con los recursos “fríos” ante la falta de demanda.

Aprendimos que podemos tener un protagonismo en el futuro de Quebec y de Canadá. No porque seamos pretensiosos. Sino porque la sociedad así lo exige. Los números siguen demostrando que las comunidades inmigrantes son más sensibles a crear negocios que los québécois de souche, por ejemplo y que en el futuro cercano un buen porcentaje de los empresarios de este país pasarán al retiro. Nos necesitan para el relevo. Pero es necesario hacer las cosas bien. Formales. Para el largo plazo.

Fueron 11 semanas intensas que resultaron en 18 planes de negocios, en 18 nuevos contactos y en 18 potenciales socios, que a su vez representan 18 puentes a nuevos contactos y que serán recordados como los primeros “graduandos” del programa Lanzamiento de Empresa de la Cámara de Comercio de la CcLaQ.

A todos ¡gracias!

Twitter: @GAbAguzzi / gaguzzi@noticiasmontreal.com

Fotos: Pablo A. Ortiz / Grupo NM

[/tps_header]

Alejandro Alejandro Suárez Restaurant de haute cuisine colombienne