miércoles, 4 de diciembre de 2013

El alcalde de Toronto intentó comprar el video en el que aparecía fumando crack, según documentos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Rob Ford crack

Cuando todo parecía calmarse, nuevos documentos vuelven a complicar la situación del alcalde de Toronto, Rob Ford.

Luego de una fuerte lucha entre los abogados de varios acusados por el caso y los abogados de los medios, una corte de Ontario decidió publicar varios documentos vinculados al caso y que explican en parte lo ocurrido con el video en el que Ford aparece fumando crack.

El juez Ian Nordheimer ordenó publicar varias informaciones sobre el caso que enfrenta Alexander Lisi, amigo y conductor del alcalde, por fraude y extorsión.

¿Qué se sabía hasta ahora?

El alcalde Ford admitió hace unas semanas que había fumado crack, además de haber comprado drogas en el último año, lo cual fue la cumbre luego de varios meses de presión desde que el pasado mes de mayo el diario Toronto Star y el portal Gawker publicaran historias sobre la existencia del video de Ford consumiendo crack.

Por meses el alcalde y su entorno negaron la historia, aunque al final quedó al descubierto el carácter errático del político y sus conductas desmedidas.

Una investigación incubierta por parte de la policía de Toronto determinó que el entorno de Ford, especialmente su amigo Alexander Lisi, había intentado varias veces conseguir el video e incluso intentó extorsionar a quienes lo tenían.

¿Qué se conoció hoy?

El alcalde intentó comprar el video

Casi dos meses antes de que la historia apareciera en los medios el alcalde Ford, por medio de varios de sus asistentes, intentó comprar el video en el que aparecía fumando crack, según revelan los documentos presentados hoy.

En varias llamadas que fueron interceptadas por la policía se escucha a un hombre llamado Siyadin Abdi hablar con la oficina de Ford en lo que se entiende era una negociación por el video. Una oferta habría sido “cinco mil y un carro”, a lo que los presuntos dueños de las imágenes habrían respondido de manera negativa y pedían “150”, haciendo referencia quizá a $150.000.

El alcalde sabía de la ubicación del video

Otros detalles revelan que la oficina del alcalde sabía que el video se encontraba en el apartamento 1703 de 320 de Dixon Road, lugar que fue objeto de varias redadas y de una extensa investigación y en el que vivían los presuntos narcotraficantes.

En las conversaciones grabdas, David Price, asistente del alcalde, hablaba con otro hombre y admitía que el video “estaba siendo vendido” y daba a entender que conocían su ubicación.

El homicidio de Anthony Smith no estuvo vinculado al video

En principio se pensó que Anthony Smith, conocido criminal de la zona, había sido asesinado en vinculación al video de Ford fumando crack.

El hombre recibió varios disparos a las afueras de un club nocturno de Toronto hace unos meses.

En informaciones previas Price se comunicó con otras personas y dio a entender que el homicio pudo estar vinculado al video. Sin embargo, los nuevos documentos señalan que la policía descartó esta hipótesis y la muerte de Smith estaría vinculada a una venganza por un robo en 2012.

Entre los otros datos que salieron a la luz este miércoles está el hecho de que el alcalde Ford perdió un teléfono en el 15 de Dixon Road, conocida como un crack house. Al parecer un narcotraficante habría robado el teléfono del alcalde durante una de sus visitas.

Los documentos demuestran que la oficina de Ford intentó recuperar el teléfono, incluso por medio de amenazas.

Foto: captura de pantalla CTV