miércoles, 4 de diciembre de 2013

Nueva ley anti-spam de Canadá entrará en vigencia el próximo verano

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Teclado de computadora

Luego de tres años de mucho trabajo el Gobierno de Canadá logró finalmente poner en marcha la tan esperada ley contra el spam.

El ministro James Moore señaló en un comunicado que la mayor parte de la ley entrará en vigencia el próximo 1ro de julio de 2014.

“Nuestro gobierno no cree que los canadienses deberían recibir emails que no quieren o que no pidieron recibir”, señaló Moore. “Estas medidas legislativas protegerán a los consumidores del spam y otras amenazas que llevan al acoso, robo de identidad y fraude. Estamos prohibiendo mensajes de texto no solicitados, incluido el spam de teléfonos celulares, así como darle claridad a los negocios canadienses que pueden continuar compitiendo en el mercado online”.

La ley había sido aprobada en diciembre de 2010 con el apoyo de todos los partidos en la Cámara de los Comunes. Sin embargo, un gran lobbying por parte de sectores de la industria intentó y logró retrasar la entrada en vigencia de la ley, conocida como Ley C-28.

La nueva legislación estima algunas acciones que son consideradas como legales, como el material promocional entre empresas, así como las promociones que son aceptadas por los propios usuarios, sin embargo luchará por erradicar los problemas que genera el spam, como el robo de identidad, el phishing y el spyware.

De igual forma, la ley prevé que los organismos de caridad podrán seguir promocionando sus campañas para recolectar fondos.

Las personas e instituciones que violen esta nueva ley enfrentarán fuertes multas.

“La legislación contra el spam marcará una nueva era en el uso de internet para consumidores y ciudadanos para comunicarse con los negocios”, señaló John Lawford, director del General Counsel of the Public Interest Advocacy Centre. “Los consumidores y ciudadanos ahora estarán más capacitados para decidir por ellos mismos si se comunican con compañías usando medios electrónicos para fines de mensajes comerciales”.

Ottawa estima que el spam genera costos a la economía canadiense de hasta $3.000 millones por año. Este tipo de legislación se había estado promoviendo en el país por más de 10 años y se ponía como ejemplo lo logrado por países como Australia y Estados Unidos.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM