jueves, 5 de diciembre de 2013

Debate sobre la “charte”: Pauline Marois se defiende, mientras universidades y enfermeras se pronuncian

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Bernard drainville charte des valeurs

El debate sobre la charte continúa. El proyecto de ley sobre la laicidad de Quebec generó una nueva ola de debates y discusiones que llegaron incluso a la primera ministra provincial, Pauline Marois.

El proyecto de ley presentado por el ministro de Instituciones Democráticas y Participación Ciudadana, Bernard Drainville, ha generado un fuerte debate en la provincia y en todo Canadá. Primero conocido como “ley sobre los valores de Quebec”, la legislación busca regular el uso de símbolos religiosos por parte de empleados públicos, así como dicta requisitos para otorgar un acomodamiento religioso.

Sin embargo, el Parti Québécois ha tenido que enfrentar varias situaciones para defender su plan, el cual es calificado por la oposición como “electoralista”. Aquí un resumen de lo último que ha pasado:

El giro de 180 grados de Pauline Marois

La primera ministra de Quebec tuvo que salir a defenderse luego que la oposición desempolvara varios escritos de Marois de finales de los años 90, cuando era ministra de Educación y que lucen completamente opuestos a la postura que tiene en la actualidad.

“La credibilidad de nuestras políticas sobre ser abiertos a la diversidad etnocultural se basan en gran parte en la visibilidad de esta diversidad entre el personal educativo”, señala un documento de 1998 firmado por Marois y que fue filtrado al diario Journal de Montréal.

Este jueves la mandataria provincial tuvo que salir a defenderse de estas palabras, las cuales lucen completamente opuestas a la visión que impulsa con la charte.

“Soy completamente consistente”, respondió al líder de la oposición durante el periodo de preguntas en la Asamblea Nacional. “Nunca en ese documento hablamos de los símbolos ostentosos. Nunca”, agregó.

Las universidades dicen “no”, pero Drainville dice “sí”

Esta semana llegó el turno de las universidades de Montreal de pronunciarse sobre el proyecto de ley y una a una fue manifestando su posición de rechazo hacia el plan pequista.

La Universidad McGill fue una de las primeras en mostrar su rechazo y luego se unió la Universidad de Sherbrooke y la UQAM. En el caso de la Universidad de Montreal se realizó asamblea que determinó que la ley no se “adapta a sus necesidades”, aunque no significa por completo que estén en contra.

Pero para el ministro Drainville no hay medias tintas. Las universidades que son entes del Estado deben alinearse con la legislación, en caso de que sea aprobada.

“Para nosotros es una cuestión de coherencia”, señaló a los periodistas este miércoles. “Entiendo que tengan reservas, así que las invito a que vengan y las presenten ante la comisión parlamentaria”.

Federación de enfermeras da un espaldarazo a la charte

La Fédération interprofessionnelle de la santé du Québec (FIQ) decidió apoyar el proyecto de ley de PQ. Esa fue la conclusion a la que llegaron durante una asamblea que el organismo realizó en Laval.

Esta federación reúne a más de 60.000 enfermeras y especialistas de cuidados médicos. Según una encuesta hecha a su miembros el 60,1% dice apoyar el proyecto de ley sobre la laicidad “afirmando la neutralidad del Estado, el principio de igualdad entre los hombre y mujeres, la necesidad de marco para enmarcar las solicitudes de acomodamientos religiosos y en favor de la prohibición de símbolos religiosos para todos los empleados públicos”, dice el comunicado de la FIQ.

El organismo dice también que cerca del 55% de sus miembros recibe solicitudes de acomodamiento por fines religiosos, por lo que se hace necesario tener una legislación que enmarque estas situaciones.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM