viernes, 6 de diciembre de 2013

¿Qué es un documento con firma “notarizada”?

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:

firma notarizada Quebec

Es frecuente que, cuando nos encontramos realizando un trámite legal o administrativo ya sea en Quebec, o en nuestros países de origen, el funcionario o el profesional  con el que tratamos nos piden que la firma puesta en el documento que debemos presentarle sea “notarizada”. En ese caso, por supuesto ¡sabemos que debemos acudir a un notario! Pero ¿en qué consiste y cuáles son las consecuencias de la “notarización” de la firma?

Cuando nos dicen que el la firma debe estar “notarizada” nos están pidiendo que nuestra firma sea certificada o autenticada por un notario.

La autenticación o certificación de la firma será entonces la operación legal por la cual una persona que se ha identificado previamente, pone su firma en un documento en presencia de un notario. Como consecuencia de ello, el notario declarará en el mismo documento que la firma pertenece a la persona que dice haberla puesto, que fue puesta en su presencia, que él ha verificado la identidad de la persona. A continuación, el notario insertará su propia firma y sello en el documento.

¿Qué consecuencias produce la certificación de la firma?

Como consecuencia de esta declaración del notario, el firmante ya no podrá en lo sucesivo negar ni la autenticidad de su firma, ni el reconocimiento del contenido del documento firmado. El único recurso del que dispondrá será atacar la autenticidad de la declaración del notario como medio de probar que el documento es falso.

Este procedimiento requerirá la apertura de un proceso legal (juicio) del que también será parte el notario.

¿Cuáles son los documentos que suelen requerir la firma certificada?

Cuando pensamos en la autenticación  o certificación de firmas, solemos pensar en contratos o documentos que se refieren a cuestiones importantes. Sin embargo, en la vida de todos los días nos encontramos con situaciones que requieren que nuestra firma sea atestada o certificada. Esta tendencia es aún más importante en los países de Latinoamérica donde la simple firma es menos respetada y donde más cantidad de trámites requieren de la certificación notarial.

Entre los documentos que comúnmente suelen requerir la certificación de la firma, encontramos:

  •         Las autorizaciones de viaje para menores: documento destinado a las oficinas de migraciones donde los padres autorizan a sus hijos a dejar el país o viajar solos o acompañados.
  •        Las declaraciones juradas de estudios o de no estar trabajando: con el fin de la obtención de becas, subsidios, etc.
  •       Los poderes o autorizaciones: para la realización de actos o trámites
  •       Las cartas de invitación: ya sea destinadas a ser presentadas en Embajadas de Canadá en el extranjero en ocasión de la obtención de una visa de turista para un familiar o amigo, o aún ante determinados consulados extranjeros en Canadá a fin de autorizar la salida del país de un familiar con destino a Canadá.

Un detalle a tener en cuenta es siempre consultar en el consulado del país donde el documento deberá ser presentado para saber si el país de destino exige también la certificación de la firma del notario por ese consulado o aún la certificación del Ministerio de Relaciones Exteriores canadiense.

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la  de ilustrar al lector sobre los  aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza. 

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono  514-513-9788, o escribir a rber@montreal-notaire.com.

www.montreal-notaire.com

Foto: Flickr / JoePhilipson (CC)