domingo, 8 de diciembre de 2013

Costa de Marfil: ¿un paraíso para «ciberfraudes» en Canadá?

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:

Ciberfraude Canadá Costa de Marfil

La semana pasada, el programa de Radio-Canada “Enquête” mostró la vulnerabilidad de los canadienses hacia ciertas personas contactadas por Internet.

De hecho, varias personas han sido estafadas, ya sea porque se enamoran, porque proporcionan material erótico y luego las extorsionan o porque les dicen que quieren venir a este país.

Al ver el reportaje uno no se puede imaginar cómo personas del primer mundo logran caer en las redes de estos estafadores.

Como Santo Tomás, «hasta no ver, no creer”, a veces situaciones como éstas son difíciles de creer. Sin embargo, esto fue lo que le ocurrió a este periodista de Noticias Montreal.

Mientras tenía una reunión de redacción, me contacta un tal AristideAl ver que viene de Costa de Marfil y que, según su perfil de Facebook trabaja en Western Union, me interesa el caso y lo acepto.

Para aquellos que no vieron el programa de Radio-Canada, lo pueden encontrar en Tou.tv.

“Me quiero ir de Costa de Marfil porque quiero conocer el mundo, pero no tengo el dinero para hacerlo” afirma quien está detrás de la cuenta Facebook que maneja.

Ya con lo que la estación de televisión estatal en francés había sacado al aire, había que ser precavido.

Lo primero que pide son 250 euros para poder llegar a Canadá y conocerme. Su perfil dice que trabaja en la empresa de transferencia de dinero, la cual, el mes pasado, se vio afectada por fallas en su sistema de seguridad. (Estas fallas afectaron al menos cinco personas -según el reporte de Radio-Canada- cuando realizaban transacciones que la propia compañía recomienda no hacer: para el alquiler de un inmueble, para compras por Internet o para situaciones de emergencia).

Luego dijo “mándame el dinero a nombre de mi hermana” en un francés muy mal escrito. Apenas se puede entender.

Luego de proponerle que mejor se le enviaba el boleto, se niega y pide nuevamente que se le envíe dinero,  vía su hermana, a través de Western Union.

“La verdad serían 500 euros para poder llegar” declara el internauta. Nuevamente se le ofrece pagar el pasaje, se le pregunta de qué cuidad saldría, para comparar precios. Lamentablemente no se conoce la ciudad en la cual supuestamente tomaría el avión.

Haciendo una búsqueda en varios sitios Internet y llamando a agencias de viajes, el vuelo Adjamé -Montreal no existe. Hay que hacer varias conexiones para llegar a Montreal y el costo es mucho más de lo que pide.

Según la Policía Montada de Canadá, más de 30 millones de dólares canadienses fueron enviados a Costa de Marfil en el 2012, bajo extorsiones, amenazas o engaños.

Radio-Canada en su programa “Enquête” explica que la policía de Canadá no puede intervenir ante las autoridades de Costa de Marfil, pero en el reportaje se indica que ya están actuando y que se están viendo resultados.

El hecho es que cualquier persona vulnerable y, sobre todo, de la tercera edad, podría ser engañada (a otras les piden vídeos eróticos), para luego ser extorsionadas.

La mejor manera de no ser víctimas de estas personas es denunciar cualquier duda o simplemente no prestarle atención a este tipo de cuentas.

Foto: Flickr / Davide Cassannello