martes, 10 de diciembre de 2013

Mexicana que padece cáncer es deportada de Canadá tras negársele el refugio

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Evelia Castrejon Montreal

Actualizado: Evelia Castrejón Santoyo está siendo deportada esta mañana de Canadá. La mujer, de 47 años de edad, fue escoltada desde su casa hasta el aeropuerto de Montreal por tres oficiales de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá y se encuentra actualmente en detención, en el Trudeau, esperando por su vuelo, fijado para las 10:00 am.

La paciente de cáncer, quien vino al país huyendo de la violencia de la cual fue víctima en su México Natal, está denunciando su deportación y pidiendo apoyo del público.

“Estoy sorprendida por tal falta de humanidad. Canadá es un  país privilegiado, pero me trata peor que un país del tercer mundo…”, indicó Castrejón.

La mujer, quien tenía cinco años viviendo en Montreal, pidió refugio en Canadá, el cual fue negado por las autoridades de inmigración. Su deportación es consecuencia de su rechazo a la solicitud de asilo, pues no tiene estatus para permanecer en el país.

Ayer

Evelia Castrejón Santoyo tiene 47 años y sufre de cáncer en los ovarios en fase 3. Este martes 10 de diciembre Evelia será deportada a su país natal, México, luego de haber vivido cinco años en Montreal. Esto ocurrirá a menos que una medida de último minuto detenga su expulsión.

El grupo Solidaridad sin Fronteras dio a conocer a través de un comunicado de prensa que esta mujer tuvo su más reciente tratamiento de quimioterapia el lunes pasado (2 de diciembre) y que debe recibir otros en las próximas semanas.

“Ella (Evelia) supo hace poco que la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá la deportará pese a su condición de salud que pone su vida en peligro”, asevera el colectivo a través del comunicado.

Tengo miedo de morir si me deportan a México. Al contrario de lo que afirma la ASFC, mi tratamiento será postergado, por lo que mi vida podría estar en peligro. No tengo nada allá, ni trabajo, ni lugar donde vivir, ni dinero para pagar mi comida. Necesito terminar mi tratamiento aquí, sin preocupaciones y rodeada de mis amigos que cuidan de mí”, declaró Evelia.

La especialista Suzanne Fortin, oncoginecóloga en el hospital Maisonneuve-Rosemont y encargada de tratar a Evelia, escribió en una carta el pasado 30 de octubre: “En el caso de deportación de la paciente, temo que no pueda recibir los cuidados necesarios y que todos los esfuerzos ya realizados para salvar esta vida hayan sido en vano”.

La diputada federal de Hochelaga, Marjolaine Boutin-Sweet y Amir Khadir, diputado provincial por Mercier, son parte del grupo de personas que apoyan públicamente a Evelia Castrejón Santoyo. “Pido al ministro de Inmigración que demuestra su humanidad”, declaró Khadir sobre el caso de esta mexicana.

Por su parte Romina Hernández, de Carrefour d’aide aux nouveaux arrivants, aseveró : «Pedimos al ministro de Inmigración, Chris Alexander, al ministro de Seguridad Pública, Steven Blaney y a la Corte Federal, intervenir para regularizar el estatus migratorio de Evelia Castrejón Santoyo y permitirle permanecer en Canadá por razones de orden humanitario. Pedimos igualmente a la ministra de Inmgiración de Quebec, Diane de Courcy, que haga presión ante el Gobierno Federal para permitirle quedarse aquí”.

Ouacila Djemai, originaria de Argelia y quien se encuentra en situación similar, recibió una suspensión de su deportación, prevista para el 21 de noviembre pasado, con el objetivo de que termine su tratamiento de cáncer en Montreal.

Para Anne-Marie Gallant, de Solidaridad sin Fronteras: “Castrejón Santoyo ha enfrentado de distintas formas de violencia buscando la justicia y la paz, para ella y para su familia. Interrumpir sus tratamientos médicos es una forma de violencia suplementaria”.

Foto: Cortesía Solidaridad sin Fronteras