miércoles, 11 de diciembre de 2013

Legalización de la marihuana en Uruguay: cómo se llegó hasta la medida y cuál es el siguiente paso

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Marihuana Cannabis

Uruguay sentó un precedente este martes cuando el senado votó a favor de legalizar el cannabis a fines recreativos, regularizado por el Estado.

Es de esta manera que este pequeño país de América del Sur ha dado un paso gigante al ser el primero en crear una reforma que ha generado polémica en todo el mundo. El senado de dicho país aprobó la legislatura en 16 votos a favor, 13 en contra, en “un día histórico,  afirmó la Organización Regulación Responsable.

Esta ley fue apoyada desde el principio por el actual presidente de la república izquierdista José Mujica.

Si bien los estados de Colorado y Washington (EE UU), la legalizaron bajo referéndum en las elecciones del 2012 y, Ámsterdam y España tienen un control sobre el consumo de esta droga, Uruguay va mucho más lejos.

De hecho, es el Estado el que controlará la producción, la distribución y hasta parte del consumo en el país. Estas son las formas en las que los uruguayos podrán proveerse esta droga sin que sea ilegal: Registrarse ante el Estado y poder adquirir hasta 40 gramos mensuales en farmacias;  autocultivo o en clubes consumidores, siempre regidos por el Estado. También aquellos que tengan una receta médica, podrán acudir a farmacias.

Cabe destacar que sólo personas de 18 años o más podrán comprar y hacer uso de la droga.

Todos aquellos que estén inscritos ya sea a nivel público, como autocultivadores o miembros de clubes de consumo, tendrán que someterse a curas de desintoxicación si desbordan la cantidad de 40 gramos que ha acordado el Estado.

Según los políticos y la clase social uruguaya que está a favor de esta nueva ley “es para combatir el narcotráfico y para crear un precedente del cual el Estado se beneficiará, ya que todo consumidor tendrá que pagar impuestos”.

De acuerdo con las cifras con la que grupos de defensa por la legalización de la marihuana en Uruguay, 70% del consumo de drogas implica el uso del cannabis, por lo cual, aseguran, la legalización era de facto.

La comunidad internacional ha reaccionado desde que se inició el proceso para la adopción de esta ley de manera negativa, sobre todo Estados Unidos, que es uno de los países que ha ofrecido ayuda para combatir el narcotráfico a nivel continental.

El periodista peruano, Olik Valera cree que uno de los impactos será que “los Estados Unidos retiren el apoyo de la DEA”.

El primer mandatario en funciones, que declaró por primera vez esta medida -para luchar contra el narcotráfico- fue el presidente de Guatemala Otto Pérez Molina, meses después de haber accedido al poder, en enero de 2010, sorprendiendo al mundo entero, ya que jamás en su campaña anunció sus propósitos.

«Debemos buscar otras alternativas para combatir el narcotráfico y pensar en la vía de la legalización, para controlar la producción, la distribución y el consumo. América Central y México son los más afectados en esta guerra contra el narcotráfico”,  afirmó en su momento Pérez Molina, en su primera visita oficial al actual presidente de El Salvador, Mauricio Funes, quien al principio se creía que lo apoyaba, pero al ver el rechazo de Estados Unidos y de México le dio la espalda.

Desde ese entonces Pérez Molina comenzó una lucha para ser escuchado y en la Cumbre de las Américas del 2012, en Cartagena, Colombia, el presidente guatemalteco logró, que el tema fuera incluido en la agenda.

De dicha discusión, Pérez Molina logró que la Organización de Estados Americanos hiciera un estudio sobre el impacto que tendría una eventual regularización sobre el tema.

Lo cierto es que el gobierno y los legisladores uruguayos no esperaron los resultados sobre dicho estudio y al parecer, con esta primicia, será dicho país el que será analizado por la comunidad internacional, para ver los impactos que tendrá esta medida.

Desde que Pérez Molina hizo dicha propuesta, uno de los países que se opuso de manera feroz a que se aplicara fue Estados Unidos.

El gobierno de Barack Obama denunció la propuesta del presidente guatemalteco. Pero para su sorpresa, en las elecciones del 5 de noviembre del 2012  Obama fue reelegido como presidente y, al mismo tiempo en el distrito de Washington y en Colorado, se ganaron los procesos refrendarios para legalizar el cannabis con fines recreativos.

Con esta nueva medida del país del hemisferio sur hay quienes podrían beneficiarse políticamente en Canadá, es el caso del actual jefe del Partido Liberal de Canadá, Justin Trudeau, quien ha afirmado que consumió esta droga siendo ya diputado y que estaba a favor de la legalización.

Como las elecciones en Canadá son en el 2015, podría apoyarse en los resultados vistos en Uruguay para su futura campaña electoral.

Otros países que han regularizado de cierta manera el cannabis, pero sin ir tan lejos, han sido Holanda y España.

Foto: Captura de pantalla / YouTube