jueves, 12 de diciembre de 2013

Cuatro centros de consumo supervisado de drogas serán instalados en Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Centro de Inyección Montreal

Montreal contará con cuatro centros de inyección supervisada para los consumidores de drogas como heroína. Estos servicios se traducirán en costos de 2,7 millones de dólares, pero de acuerdo con la Dirección de Salud Pública, el sistema de salud  de la ciudad resultará beneficiado.

Será necesario, además, destinar 3,2 millones de dólares para activar el servicio, hacer la compra de equipos y condicionar los sitios escogidos.

Richard Massé, director de Salud Pública de la ciudad, asevera que aunque la medida parezca costosa, la calidad de vida de los ciudadanos que viven cerca de donde serán habilitados los centros, así como de los propios usuarios, será mejorada.

Massé afirma que si se tienen en cuenta los problemas vinculados al uso de ese tipo de drogas, como la hepatitis C, el VIH y otros riesgos, además de la contaminación asociada a las jeringas, los costos sociales son mayores que los costos del servicio de consumo de droga supervisado.

De acuerdo con el experto, según un estudio realizado por la dependencia de salud pública, luego de cuatro años, estos servicios serán incluso rentables.

La instalación de estos centros de inyección era esperada desde hace varios años. La idea no es nueva  y, como se sabe, estos espacios ya existen en Canadá, específicamente en Vancouver.

La red de salud de Montreal se apoyará en organismos comunitarios que ya trabajan con el público objetivo. Se crearán tres centros permanentes con un servicio de recibimiento y una sala de inyección supervisada por una enfermera. Otro centro será móvil y se creará con la intención de buscar a la gente que utiliza drogas de esta naturaleza donde ésta se encuentra.

Massé asegura, reseña Radio-Canada, que las inyecciones no serán dadas por el personal médico y que no se dará ningún tipo de droga en los centros. Los servicios se centrarán en la asistencia pero también en casos mayores, para reaccionar rápidamente si se dan sobredosis u otras complicaciones. Habrá una sala de reposo.

Salud Pública aseguró igualmente que no se perseguirá a quien utilice estos centros, pero no descartó que algunos de los usuarios que frecuenten estos sitios puedan, eventualmente, recibir servicios de salud o de desintoxicación cuando estén listos para hacerlo.

Foto:  Captura de pantalla / YouTube