jueves, 12 de diciembre de 2013

Gobernador del Banco de Canadá advierte sobre los riesgos de una posible deflación

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Banco de Canadá - Bank of Canada - Noticias Montreal

La economía canadiense enfrenta el riesgo de sufrir las consecuencias de una deflación y no alcanzará su máxima capacidad en dos años. Mientras tanto, seguirá enfrentando un crecimiento en la deuda de los hogares y un mercado inmobiliario que puede debilitarse, en ese mismo tiempo. Estas fueron las advertencias realizadas por el gobernador del Banco de Canadá, Stephen Poloz, este jueves.

Poloz espera –aún- que haya un “suave” aterrizaje en el mercado inmobiliario que opacará un alza, no esperada, de las exportaciones y de las inversiones.

Estos comentarios se dan una semana después de que el gobernador del banco central canadiense anunciara que se mantenía la tasa de interés de referencia en 1%, argumentando que las exportaciones no tradicionales han tenido números decepcionantes, mientras la inversión se ha recuperado “más lento de lo previsto”.

“Ahora, nos parece que tomará unos dos años para volver a tener una inflación de 2%”, indicó Poloz en su discurso de este jueves.

La inflación anual de Canadá se ubica en 0,7%, por debajo del rango previsto por el banco central, de entre 1 y 3%. Poloz sugirió que está más preocupado por una posible deflación que por una eventual presión al alza de los precios.

“Claro que cuando estamos por debajo de la meta, como lo estamos actualmente, nos preocupamos más por los riesgos de las bajas que por los de las alzas”, explicó.

El gobernador del Banco de Canadá indicó que el endeudamiento de los hogares en el país se ha moderado y que la inversión residencial tiene ahora un camino más sostenible.

Aunque ambos indicadores han estado en aumento recientemente, Poloz cree que el alza es temporal. Espera el titular del instituto emisor que esos desbalances se estabilicen, gradualmente, en los próximos años.

Para el banco central canadiense no habrá una corrección mayor en el mercado inmobiliario. Pero “hay un riesgo de que esa desigualdad en los hogares esté construyendo un camino de corrección”, agregó, aseverando que esa corrección sí representaría una amenaza tanto a la economía local como al sistema financiero del país.

De acuerdo con el vocero, las políticas monetarias actuales están midiendo ese riesgo y el de una posible deflación. “Esperamos que ambos riesgos desaparezcan en los próximos dos años”.

El riesgo de deflación se mantiene, indicó, en una caída espiral de precios que lleve a la gente a poner las compras en “veremos” esperando que haya precios más bajos. La demanda cae, amenazando el crecimiento económico.

Las deflaciones se dan generalmente al momento de crisis financieras. Durante la Gran Depresión, los precios al consumidor cayeron 25% en Canadá, según destacó Poloz, agregando que, mientras tanto, la producción cayó casi en un 25%.

Para los hacedores de políticas, aún está latente el riesgo de que la tasa caiga en terreno deflacionario tras la crisis de 2008. Poloz aseveró que es necesario un sistema financiero estable para mantener la inflación baja, estable y predecible, sin que baje a niveles de deflación.

Mientras tanto, la economía global ha cambiado dramáticamente desde la crisis financiera de hace cinco años y así ha pasado con las políticas monetarias, dejando a los bancos centrales en esos nuevos territorios.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM