viernes, 13 de diciembre de 2013

Leo, un mendigo de Nueva York, recibió una oportunidad y en cuatro meses se convirtió en programador

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Esta es una historia ejemplar.

Un día del pasado agosto, Patrick McConlogue, joven programador de 23 años, le propuso al mendigo con quien se cruzaba todos los días camino a su trabajo, lo siguiente:

– Te doy 100 dólares ahora, o…

– Opción 2: Vengo mañana con una laptop  y tres libros para aprender programación. Te voy enseñar a ser un ingeniero de software.

El mendigo, Leo Grand, de 36 años, con su único hogar el espacio abierto de un parque de Nueva York donde se encontraban, aceptó el reto.

Desde entonces McConlogue venía al parque, reseña Mashable, antes de su trabajo para enseñarle a Leo cómo programar, sin que éste tenga la más mínima formación en ingeniería de sistemas. Al principio, las clases eran en el parque, cuando el clima empezó a enfriarse un portero de un edificio cercano, le permitió a Leo entrar a las inmediaciones con su computadora.

Tras cuatro meses de trabajo y con la ayuda de su mentor McConlogue, Leo creó una aplicación para iOS y Android, que está disponible en iTunes Store de Apple y Google Play Store, por 99 centavos la descarga.

Se trata de una aplicación para el uso compartido de carros, algo muy útil en una ciudad atiborrada de vehículos como es Nueva York, y de paso ayudar  a ahorrar energía y disminuir la emanación de gases tóxicos, que son parte de los objetivos del programa. La plataforma permite conectar tanto a pasajeros como a conductores.

No sabemos si Leo ya salió de las calles.

En todo caso es pertinente destacar la genialidad de Leo a pesar de sus limitaciones y la bondad de Patrick McConlogue, quien además ha demostrado su gran capacidad como mentor, en una área de por sí compleja y altamente competitiva.

Foto: Captura pantalla – Youtube