miércoles, 18 de diciembre de 2013

Bienvenidos a este primer “billet” del blog “eNMprender”

Publicado en:
eNMprender
Por:
Temas:

Emprendedores

El fin de año se acerca y, como siempre, los fines de año son excelentes momentos para hacer planes, para alinear visiones y para alimentar los sueños. 

Es por esto que este primer post trata del espíritu emprendedor ¿Espíritu?. Sí,  efectivamente el empresarismo, entendido como “un proceso a través del cual se reconoce una oportunidad, se prueba en el mercado y se reúnen los recursos necesarios para entrar en un negocio, parte de la base de que existe una fuerza interna que mueve el emprendedor a tomar acción. 

Desde ese punto de vista y teniendo como base el espíritu emprendedor, podemos hacernos la pregunta  ¿El empresario nace o se hace?.

Desde mi punto de vista el empresario se hace. No existe un modelo perfecto. El empresario se adapta a su visión, a su realidad, a sus capacidades, a sus conocimientos, a su pasión, a sus sueños, a su saber hacer y su saber ser.

Todo parte de un emprendimiento y los emprendimientos parten de las necesidades y las necesidades parten de las percepciones, de lo que es o podrá llegar a ser.

Todo ser humano tiene la capacidad de emprender, sin embargo, no todo ser humano emprenderá, pues lo que hace la diferencia entre el querer y el ser es la acción.  Y esta es la característica base que todo empresario comparte, sin importar nacionalidad, sexo, raza, creencias o condición social: un empresario es un apasionado por la acción. 

A través de la acción el empresario desarrolla el olfato, detecta oportunidades, alimenta su pasión y trabaja fuerte por sus sueños, los suyos, no los de otros, los suyos. 

Así pues, espíritu emprendedor, empresarismo, emprendedor y empresario, todos son términos que desembocan en un sola persona, en una sola casta, en un solo ser humano. Aquel que se levanta todos los días con una idea fija, aquel que trabaja por un ideal, aquel que construye una visión, la suya,  aquel que alimenta su pasión, aquel que crea riqueza, aquel que cambia el mundo. El Empresario. 

A todos aquellos que lo han hecho, los que lo harán, los que quieren y los que lo están pensando, les deseo un excelente año 2014, pleno de emprendimientos, de emprendedores y de empresarios que tomaron la decisión de actuar y contribuir activamente al desarrollo económico de la ciudad, de la provincia, del país y del mundo. 

Y recuerden que hay tres tipos de personas en el mundo:

  • Aquellos que hacen que pasen las cosas
  • Aquellos que ven las cosas pasar y
  • Aquellos que se preguntan ¿qué pasó? 

¿De qué tipo es usted?

Nos vemos en el ruedo, allá donde está la acción, allá donde estamos los empresarios.   

Hasta la próxima edición, a mitad de cada mes, para compartir con ustedes oportunidades, experiencias y visiones del  selecto mundo de los eNMprendedores.

Gracias por leerme.

ENMpresariamente,

Juliana.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM