miércoles, 18 de diciembre de 2013

Maria Mourani ya no es independentista y confía en el federalismo como modelo para defender a Quebec

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

María Mourani Diputada

Después de muchos años y una carrera política dedicada, Maria Mourani ya no es independentista. La antigua diputada del Bloc Québécois dijo hoy que cree en Canadá como un país que incluye a Quebec.

Luego de meses de reflexión, Mourani envió una carta a los medios de comunicación en la que explica su conclusión luego de haber sido expulsada del Bloc por su postura en contra del proyecto de ley sobre la laicidad de Quebec (antes llamado Proyecto de ley sobre los Valores de Quebec).

En su momento dijo que tenía que reflexionar su rol dentro del movimiento separatista. Hoy dice haber dado vuelta la página y confía en el modelo federalista como el más beneficioso para todo el país y para los quebequenses en particular.

“La facilidad con la que el Acta de Derechos y Libertades de la Persona de Quebec puede ser modificada, incluso abolida, me convenció de la pertinencia del sistema federal canadienses”, explica Mourani, nacida en Costa de Marfil y quien emigró a Canadá en 1988. “Llegué a la conclusión que mi pertenencia a Canadá, notablemente al Acta Canadiense de Derechos y Libertades, protege mejor la identidad quebequense de todos los ciudadanos de Quebec”, agregó.

“Ya no soy más independentista”.

Según explica, la razón principal para haber llegado a esta conclusión fue el giro que tomó el movimiento separatista del Parti Québécois y su brazo federal, el Bloc Québécois.

Según explica, el proyecto de ley sobre la laicidad, el cual prohíbe a los funcionarios públicos vestir símbolos religiosos “ostentosos”, significa una política de exclusión que para nada va con los principios de inclusión en los que creía se basaba el movimiento que busca la independencia de Quebec.

“Todos somos quebequenses sin excepción”, señaló Mourani, quien luego explica: “El buque insignia de la soberanía no tiene nada que ver con lo que yo conocí. Existe todavía algunos líderes independentistas que defienden una visión inclusiva de la identidad québécoise, pero hay que admitir que son marginados”.

Para la diputada de 44 años, quien representa en Ottawa a los ciudadanos de la circunscripción de Ahuntsic, la manera en la que el PQ busca implementar la ley sobre la laicidad es una representación de lo que ocurre en el seno del movimiento separatista.

Rechaza que el proyecto de ley excluya a las personas creyentes, quienes a su juicio forman parte de la sociedad al mismo nivel que los demás. Además, critica el hecho que el proyecto de ley que presentó el diputado Bernard Drainville no se haya hecho ajustado al Acta de Derechos de la Persona, sino al contrario, se plantee modificar esta ley para ajustarla al proyecto sobre la laicidad.

“El Parti Québécois demuestra que la Charte des Droits et Libertés de la Personne está a la merced de un partido político, que incluso obteniendo menos del 40% de los votos en las elecciones, dispondría de la mayoría de los diputados en la Asamblea Nacional”, explica. “El Parti Québécois lanza un debate que divide y hiere a las familias de Quebec sin antes haber verificado la legalidad de lo que proponen e incluso si la Comisión de los Derechos de la Persona le dice que no cumple con lo necesario”.

Mucho se había rumoreado sobre la salida de Mourani, quien es católica creyente, del movimiento independentista. Muchos pensaron si daría el salto a alguno de los partidos federalistas en el Parlamento canadiense, pero en base a lo que dice en su texto, permanecerá como independiente.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: YouTube – Maria Mourani

[gview file=»http://nmnoticias.ca/docs/carta-maria-mourani.pdf»]