jueves, 19 de diciembre de 2013

Maduro tiende la mano a la oposición venezolana. ¿Preparando el terreno para la crisis que se avecina?

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

reunion-de-nicolas-maduro-con-alcaldes-opositores

Carlos Ocariz, alcalde de uno de los más populosos municipios de Caracas, el municipio Sucre, dijo con respecto a la reunión que ayer sostuvo el presidente Nicolás Maduro con los alcaldes y gobernadores  opositores electos el domingo pasado, lo siguiente:

– «Queremos diálogo con respeto, donde se respete la Constitución, las competencias y la manera de pensar del otro».

El alcalde Ocariz no se mostraba realmente muy convencido del «nuevo Maduro» -como lo cita el portal Infobae- en razón de la preocupación que han venido demostrando varios alcalde opositores, en el sentido que el gobierno intenta sobreponer estructuras de poder paralelas o por encima de las autoridades edilicias, en los lugares donde la oposición ha ganado.

Esa modalidad la puso en práctica Hugo Chávez con ocasión de haber ganado la Alcaldía Metropolitana de Caracas el líder de la Mesa de la Unidad, Antonio Ledezma, derrotando al oficialista Aristóbulo Istsuriz. El presidente creó por decreto la Autoridad única del distrito Capital, quitándole a la alcaldía funciones claves y presupuesto.

En cuanto a la opinión del reelegido gobernador de Miranda, excandidato presidencial y líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, éste se manifestó en los siguientes términos: «El país más allá de las diferencias que podamos tener, clama por diálogo, yo creo en el diálogo y cualquier iniciativa la apoyaré«, según la cita del diario El Universal de Caracas.

Sin embargo, Capriles también se muestra cauto y prefiere esperar los acontecimientos. «El tiempo dirá y las acciones, si lo de ayer con los Alcaldes es el inicio del diálogo que clama el país o no. La pelota está en la cancha del Gobierno, son ellos los que tienen que demostrar si respetarán o no lo planteado ayer por nuestros Alcaldes», dijo.

Henrique Capriles fue uno de los grandes ausentes en la reunión de palacio de Miraflores.

La reunión del presidente Maduro con la oposición ayer por la tarde, ha sido catalogada como inédita e inusitada, ya que momentos antes el propio presidente había mencionado que no recibiría a nadie que no reconociera su autoridad.

Sin embargo, a ella asistieron los más granados líderes que se oponen a su gobierno. En efecto era inusitado ver en primera fila, delante del presidente, a Antonio Ledezma (alcalde Metropolitano) a Eveling Trejo de Rosales (Maracaibo), a Gerardo Blyde (Baruta), Enzo Escarano (San Diego) o al gobernador por el estado Lara, Henri Falcón o a Miguel Cocchiola, quien estrechó las manos de Maduro, el mismo que semanas antes había prometido ponerlo en la cárcel.

Maduro empezó la reunión diciendo que «no vengo aquí a bajar banderas, ni a pedir que nadie las baje, solo pido que las canalicemos como lo hicimos el 8 de diciembre (elecciones municipales) en democracia, en paz, con respeto a las reglas de juego», según la cita de El Universal.

Maduro indicó que el encuentro lo tenía pensado incluso antes de las elecciones. «Era necesario dar este paso para abrir una nueva etapa«, dijo.

Pero el presidente venezolano manifestó también que «así como los reconozco a ustedes con las diferencias que tenemos, yo exijo que se reconozca la fuerza que tiene el movimiento revolucionario bolivariano». También hizo alusión que es una locura pensar que lo podrían sacar de un soplido e instó a «respetar la Carta Magna» y recordó que algunos líderes «han pretendido tomar atajos«.

Sin embargo, se ofreció y pidió a la oposición «hacer un proyecto común… cada quien con su morral, con su posición».

Al final de la reunión se acordó establecer una comisión de enlace entre autoridades locales y el gobierno central.

Sin duda la reunión de Maduro con la oposición ha desatado toda suerte de comentarios. ¿Cuál es la real posición del gobierno?, se preguntan muchos medios.

¿Una verdadera determinación de trabajar juntos?, ¿una maniobra para intentar dividir a la oposición?

¿O acaso, preparar el terreno para compartir responsabilidades frente a la crisis que se viene encima?

Foto: Captura de pantalla – Youtube