viernes, 20 de diciembre de 2013

Corte Suprema de Canadá declara inconstitucionales leyes que restringen la prostitución

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Corte Suprema Leyes Prostitución

En una decisión histórica la Corte Suprema de Canadá declaró inconstitucionales tres leyes relativas a la prostitución y que la declaraban ilegal en el país.

En un fallo unánime de 9-0 los magistrados de la máxima corte del país declararon que estos puntos, las cuales se venían peleando desde hace más de dos décadas, violan ciertos derechos individuales.

La decisión de la corte da al Parlamento de Canadá un año para decidir qué hacer, si preparar una nueva ley o dejar las cosas así. Durante ese año estas tres provisiones inscritas en el Código Criminal seguirán siendo válidas.

Las leyes que fueron puestas bajo la lupa son las que hacían ilegal tener un burdel, la que ilegalizaba vivir de la prostitución y otra que prohibía la comunicación entre personas con fines de solicitar sexo por dinero. «No es ilegal vender sexo por dinero en Canadá», se lee en el documento de la Corte, para dar contexto a su decisión.

“Estas apelaciones no son sobre si la prostitución debería ser legal o no”, escribió la jueza Beverley McLachlin. “Son sobre si las leyes que el Parlamento ha aprobado sobre cómo se debe llevar la prostitución pasan el análisis constitucional”.

He concluido que no lo hacen”, agregó.

Tres mujeres, antiguas prostitutas, fueron las principales promotoras de esta apelación y llevaron el caso hasta las últimas instancias. Según han explicado por años, estas leyes ponían en peligro su seguridad, al negarles la oportunidad de administrar un burdel, por lo que tenían que ir a la calle.

De igual forma, la ley que prohibía trabajar en base a la prostitución, hecha para luchar contra el proxenetismo, limitaba las opciones de las prostitutas para protegerse, pues no les permitía contratar un guardaespaldas por ejemplo, según argumentaron las tres mujeres, una opinión que la Corte Suprema comparte.

La Corte Suprema admite que la intención de las leyes podría ser para tratar de regular esta situación y evitar casos de explotación de mujeres, sin embargo en la práctica estas legislaciones iban mucho más allá y terminaban violando los derechos individuales.

En 1990, cuando la corte mantuvo la validez de estas leyes por última vez, las dos magistradas que conformaban la Corte Suprema en ese momento votaron en contra, pero perdieron ante los votos de los magistrados hombres.

En esta ocasión las tres mujeres y los seis hombres votaron de forma unánime para declarar estas tres leyes como inconstitucionales.

Además ratificaron una decidión de la Corte de Apelaciones de Ontario, que señaló que la prohibición de tener un burdel ponía en peligro a las mujeres que venden sexo a cambio de dinero.

“Ahora el gobierno debe decirle a los canadienses, a todos los adultos, lo que podemos o no hacer en la privacidad de nuestros hogares, por dinero o no”, dijo Terri-Jean Bedford, una prostituta retirada, quien fue una de las tres mujeres que llevó el caso ante la máxima corte. “Ahora deben crear leyes que sean justas”.

¿Qué pasa ahora?

La Cámara de los Comunes tiene dos opciones. Puede utilizar este año para preparar una nueva legislación sobre la prostitución, siempre y cuando cumpla con los requisitos que impuso la Corte Suprema y no viole los derechos individuales.

En caso de que tenga encaminado un proyecto de ley, pero el tiempo no sea suficiente, puede pedir una extensión a la corte sobre cuándo quedarían invalidadas las actuales leyes.

La segunda opción es no tomar ninguna decisión, con lo cual a partir del 19 de diciembre de 2014 estas tres leyes, actualmente inscritas en el Código Criminal, quedarían invalidadas.

El Gobierno Federal responde

En un comunicado enviado a los medios, el ministro de Justicia, Peter MacKay, reaccionó a la decisión de la Corte Suprema:

“Estoy preocupado por que la Corte Suprema de Canadá haya encontrado las secciones 210, 212 (1) y 213 (1), relativas a la prostitución, como inconstitucionales”, señaló MacKay.

“Estamos revisando la decisión y explorando todas las opciones posibles para asegurar que la ley criminal continúe atacando los daños significativos a las comunidades por parte de la prostitución y el bienestar de nuestras comunidades. Una serie de provisiones del Código Criminal siguen aplicándose para proteger a aquellos involucrados en la prostitución y otras personas vulnerables y atender los efectos negativos que la prostitución tiene en las comunidades”.

Aquí pueden ver todo el dictamen de la corte:

[gview file=»http://nmnoticias.ca/docs/decision-corte-suprema-prostitucion.pdf»]

Foto: Global News