sábado, 21 de diciembre de 2013

¿Qué consecuencias acarrea la muerte de una persona en Quebec?: La sucesión

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:

Documento Flickr Sean MacEctee

¿Qué efectos patrimoniales y fiscales produce el fallecimiento de una persona en Quebec? Desde el punto de vista patrimonial, la muerte de una persona desencadenará importantes consecuencias. En efecto, el fallecimiento de una persona producirá en forma automática la apertura de su sucesión. 

Así, si la persona era propietaria de bienes, a su fallecimiento, esos bienes constituirán el activo de esa sucesión y de allí serán distribuidos al patrimonio de sus herederos y/o legatarios, no sin antes haber abonado las deudas e impuestos del fallecido.

Recordemos que los bienes pueden ser  inmuebles (casas, departamentos, terrenos), bienes muebles (autos, barcos, muebles propiamente dichos, acciones de una compañía), derechos (de autor, patentes de invención), pólizas de seguros (de vida u otras) y también que esos bienes se pueden encontrar tanto en Canadá, como en cualquier otro país del mundo, como suele ser el caso de los inmigrantes, que o bien dejaron bienes en su país de origen o bien han heredado bienes de sus padres que quedaron allí.

Cuando se trate de personas casadas, ciertas operaciones deberán tener lugar a fin de permitirnos determinar cuáles son los bienes que  integran el activo de esa sucesión.

Dentro de esas operaciones encontramos en primer lugar la liquidación de los bienes que integran el Patrimonio Familiar. Esta categoría de bienes estará integrada por la residencia primaria y secundaria de la familia, los muebles que las alhajan y los autos que sirven al uso de la familia.

A continuación, se liquidarán los bienes según el régimen matrimonial bajo el cual el fallecido estaba casado. Es interesante recordar que el régimen matrimonial será aquel bajo el cual la persona se casó (por ejemplo el de su país de origen si fuera el caso) y que su radicación en Quebec nada cambia, a menos que el matrimonio opte por cambiar de régimen matrimonial por acto notarial.

Una vez liquidados estos dos regímenes, recién podremos saber con certeza cuáles son los bienes que integran el patrimonio sucesorio y, a partir de allí, comenzar el proceso de liquidación de la sucesión. 

Una operación similar servirá a determinar cuál es el pasivo de la sucesión. 

En nuestra próxima entrega trataremos a grandes rasgos como se desarrolla la liquidación de la sucesión y las consecuencias fiscales que desencadena el fallecimiento. 

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la de ilustrar al lector sobre los  aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza.  

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono 514-513-9788 o escribir a rber@montreal-notaire.com, www.montreal-notaire.com.

Foto: Flickr/ Sean MacEntee