lunes, 23 de diciembre de 2013

La guerra de Siria añade 300 muertos más a los más de 100.000 ya registrados

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

ataques-del-ejercito-en-alepo-siria

El viernes pasado, caía muerto en Alepo, Siria, en medio de un combate entre fuerzas rebeldes y del gobierno, el fotógrafo de la agencia Reuters, Molhem Barakiat. Tenía apenas 18 años.

Su muerte ocurrió mientras cubría un combate en los alrededores del hospital Kindi, donde supuestamente las fuerzas gubernamentales han fijado su base de operaciones. Ese día se produjeron decenas de muertos, en ambos campos.

El domingo según las agencias de noticias hubo otros 67 muertos, en ataques diversos; para finalmente llegar a 300, el número de personas que perdieron la vida en los últimos ocho días en Siria.

Cifras más, cifras menos, ya parece solo un número sin sentido. Sin embargo, toda guerra tiene su sentido. El sentido de los intereses de quienes los propician.

La guerra de Siria ha venido perdiendo espacio en los medios de comunicación. El horror ha pasado a ser la normalidad, que ya ha dejado de ser noticia.

Pero también quienes le bajaron el tono del protagonismo las autoridades de las potencias mundiales, en especial las que forman parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Hoy en día la guerra de Siria es una guerra burocratizada, sujeta a negociaciones y renegociaciones. A encuentros y desencuentros.

Por un lado, Naciones Unidas clama por ayuda humanitaria para los millones de refugiados de esta guerra, mientras otras instancias de dicha organización fijan un calendario para las negociaciones de paz, con una parsimonia que no está a tono con la urgencia del caso.

Mientras tanto, las cifras rojas ya han sobrepasado las 100.000 muertes en la guerra de Siria que anunciara hace algún tiempo, precisamente la ONU. A ello hay que agregarle unos 6.5 millones de desplazados en el interior del país y unos 2.5 millones de exiliados que viven en carpas en los países fronterizos.

Foto: Captura de pantalla – Youtube