viernes, 27 de diciembre de 2013

Liquidación de una sucesión: primeros pasos

Publicado en:
Actualidad Notarial
Por:
Temas:

Testamento sucesión Quebec

¿Cómo se liquida la sucesión de una persona residente en Quebec? ¿Cuáles son los trámites que deben llevarse a cabo, y ante quién se desarrollan? ¿Quién tendrá a su cargo su liquidación? El fallecimiento de una persona producirá en forma automática la apertura de su sucesión.   

La liquidación de la sucesión es un proceso complejo, reglamentado por la ley, y que requerirá la asistencia de un profesional en la materia, el cual seguirá estrictamente las distintas etapas de la sucesión. En esta entrega trataremos la primera etapa, o sea el inicio de la misma.

El proceso comenzará con la obtención de una prueba de fallecimiento, certificado o acta de “décès”. Con esta prueba en mano, los presuntos herederos podrán dirigirse al notario, abogado o incluso a la Chambre des Notaires de Québec, (Orden profesional de los notarios  de Quebec) a fin de solicitar una búsqueda testamentaria. El resultado de esta búsqueda informa si el fallecido ha dejado o no un testamento cuya existencia se encuentra registrada en la misma Chambre des Notaires de Québec o ante el Barreau de Québec (Orden profesional de los abogados de Quebec).

Cabe aclarar también que pueden existir testamentos hológrafos, es decir hechos de puño y letra del testador, cuya existencia no estará registrada. En este último caso, previo al inicio de la sucesión, un proceso judicial de verificación deberá llevarse a cabo por los herederos designados. Este proceso será también necesario en caso de testamento hecho ante testigos. Por el contrario, el testamento hecho ante notario no requerirá de ninguna verificación judicial y su autenticidad está reconocida por la ley. 

Una vez determinado la existencia o inexistencia de testamento, sabremos si estamos en presencia de una Sucesión Testamentaria o Ab Intestato (No testamentaria).      

Si la Sucesión es testamentaria, se procederá a la lectura del testamento, dependiendo de cuyo contenido, se podrá determinar quién es el liquidador designado por el testador, quiénes son los herederos, cuáles los legados establecidos, etc. 

Si la sucesión es no testamentaria, o sea Ab Intestato, la determinación de los herederos se hará conforme a la llamada “devolución legal”. Ésta consiste en el orden que establece la ley para determinar a los  herederos a la sucesión fundado en el grado de parentesco de éstos con el difunto. Por este motivo,  será necesario obtener la prueba de los parentescos que permitirán acreditar los derechos sucesorios, tales como certificados de nacimiento, actas de matrimonio y/ o certificados de fallecimiento de posibles herederos.

En nuestra próxima entrega continuaremos con los pasos subsecuentes del proceso sucesorio. 

La presente columna es hecha a título general e informativo, sin otra pretensión que la de ilustrar al lector sobre los  aspectos notariales vinculados  al  diario vivir de una persona en la provincia de Quebec. Queda el lector invitado a buscar las respuestas concretas a sus necesidades notariales con el consejo de su profesional de confianza.  

Por cualquier duda pueden llamar al teléfono 514-513-9788 o escribir a rber@montreal-notaire.comwww.montreal-notaire.com.

Foto: Flickr / Ken Mayer (CC)