sábado, 28 de diciembre de 2013

Activista de Greenpeace detenido en Rusia volvió a Montreal y dice que su arresto «valió la pena»

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Alexandre Paul Activista Greenpeace Canadá

Alexandre Paul volvió a casa luego de pasar tres meses detenido en Rusia. El activista canadiense de Greenpeace volvió a Montreal este viernes, recibido por una gran cantidad de gente.

El hombre de 35 años fue uno de los 30 activistas que fueron detenidos cuando se acercaron, e intentaron abordar, una plataforma petrolera en el Ártico ruso, a manera de protesta contra la explotación de minerales.

En principio fueron acusados de piratería, luego de hooliganismo y finalmente las autoridades rusas decidieron dejarlos en libertad.

El mal rato que vivió Paul no han hecho mella en su ideología. “Dame dos semanas y estaría de nuevo allá afuera”, señaló a los medios a su llegada al aeropuerto Trudeau.

Paul se califica como “activista de carrera” y dice que no lamenta para nada su paso por una prisión rusa, pues, a su juicio, el incidente levantó la atención sobre el cambio climático y los efectos de la explotación minera en el Ártico.

Finalmente fue liberado junto al resto del grupo de Greenpeace gracias a un perdón parlamentario. Para muchos esta medida fue únicamente publicitaria, en medio de la fuerte presión que vive el gobierno de Vladimir Putin a pocas semanas de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi.

La liberación de los activistas de Greenpeace se unió a la liberación de las ya famosas Pussy Riots y del oligarca Mikhail Khodorkovsky, quien estuvo detenido por una década.

“No fue la experiencia más alegre, puedo decirte eso. Pero cada momento que pasó tras las rejas valió la pena”, dijo Paul a la agencia Canadian Press.

Un segundo canadiense, Paul Ruzycki, también tenía planeado volver al país este viernes, aunque rechazó hablar con los medios sobre su paso por Rusia.

Alexandre Paul agradeció las labores del consulado canadiense en Rusia, aunque no escondió sus visiones políticas para criticar al gobierno de Stephen Harper, por lo que considera fue una inacción en torno a su caso.

“¿Cuál intervención? Esa es mi pregunta”, dijo Paul. “Estaba un poco decepcionado, pero es momento de seguir adelante. Sabemos que en Canadá tenemos un gobierno que fue puesto ahí por la industria petrolera. Eso es conocido”, dijo para criticar la poca intervención de Canadá para regresarlo a casa.

Foto: captura de pantalla CTV