lunes, 30 de diciembre de 2013

Buenos Aires abrumada por los continuos apagones y una fuerte ola de calor

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

emergencia-electrica-en-buenos-aires

La ciudad de Buenos Aires vive un estado de emergencia energética desde el pasado sábado, decretada por la alcaldía de la ciudad ante los continuos apagones que se vienen registrando desde hace bastante tiempo, pero agravados por la ola de calor que obliga a la gente a utilizar más artefactos eléctricos de lo habitual.

La medida del alcalde porteño, Mauricio Macri, establece que la administración de la ciudad permanecerá cerrada desde hoy lunes hasta el jueves, para ahorrar energía.

Adicional a esta medida, el gobierno central de Cristina Fernández dispuso también que hoy lunes la administración pública nacional sólo atienda hasta el medido día y de allí permanecerá cerrada igualmente hasta el jueves. También para ahorrar energía.

Los apagones inesperados en Argentina se intensificaron en las últimas dos semanas, provocando el malestar en la gente y caos en la ciudad.

Los cortes se suceden en distintos puntos del país. No son generalizados, sino por sectores e intermitentes. Se arreglan por un lado y aparecen por otro. Sin embargo -como informa El País- en Buenos Aires hay manzanas que ya llevan diez días sin conexión eléctrica.

En cuanto a los usuarios, son cientos de miles los afectados. Muchos de ellos han salido a las calles a protestar, especialmente en Buenos Aires y sus alrededores. Actualmente se han registrado unos 40 piquetes en calles, autopistas y vías de tren en la capital, que hacen fogatas, queman neumáticos y bloquean la circulación vehicular.

Entre otras medidas que tomó el alcalde Macri, fue llegar a un acuerdo con las empresas para que apaguen sus letreros luminosos de la ciudad.

Por otro lado, Macri criticó al gobierno de Cristina Fernández. Dijo: «Tenemos un gobierno que en vez de construir soluciones, siempre busca responsables».

En efecto, el gobierno le echa la culpa de la crisis eléctrica a las distribuidoras, al menos en el caso de Buenos Aires. Se refiere a Edenor que es de capitales argentinos y a Edusur, que es una filial de la empresa española Endesa, que es controlada a su vez por el grupo italiano ENEL.

Endesa por su parte, en algún momento señaló al gobierno que no pueden mantener la calidad del servicio, debido a las reducciones de las tarifas impuestas, que llevan 11 años sin aumentar para los hogares de clases medias y bajas.

Foto:  Captura de pantalla – Rtve.es