sábado, 4 de enero de 2014

Eliminan a última hora veto a empresas delictivas al uso del programa de trabajadores extranjeros temporales

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Reloj Parlamento Canadá Ottawa

El 1ro de enero de 2014 entró en vigencia los nuevos cambios al polémico programa de trabajadores extranjeros temporales de Canadá, aunque para algunos las sorpresas continúan.

Como dicta la ley, el Gobierno Federal publicó los últimos detalles de la nueva legislación en la gaceta oficial (Gazette) y uno de los cambios hechos a última hora está generando algunas críticas.

Ottawa decidió a último minuto eliminar la prohibición de contratar trabajadores extranjeros temporales a empresas que hayan sido condenadas por ciertos delitos, especialmente aquellos vinculados a los derechos de los trabajadores, como bajos salarios, explotación y violación de los derechos e incluso por accidentes laborales producto de mala administración.

En un solo párrafo publicado en la gaceta oficial (página 84), el gobierno canadiense explica por qué eliminó este veto a estos empleadores.

“Se decidió que la condición en la que los empleadores no deben ser declarados culpables o absueltos de ciertas infracciones del Código Criminal era muy rígida y engorrosa en la forma propuesta”, señala el texto.

Esto está generando fuertes críticas por parte de muchos grupos e individuos que trabajaron de cerca con el gobierno para reformar el conocido Temporary Foreign Workers program (TFW).

“Las modificaciones incluyen una condición para que los empleadores hagan esfuerzos razonables para ofrecer un espacio de trabajo exento de violencia, que incluye la violencia física, la violencia sexual, psicológica y la explotación financiera”.

Un vocero del Ministerio de Empleo y Desarrollo Social, defendió la medida a la agencia Canadian Press, señalando que el cambio de último minuto se debió a factores legales que hacían la reforma “redundante”.

Por su parte, los mismos grupos de empresarios dicen estar sorprendidos por la medida. “No sé de dónde vino eso, porque no teníamos ningún problema con esa provisión, apoyamos las medidas referentes a los abusos del programa”, señaló Daniel Kelly, director de la Federación Canadiense de Pequeñas Empresas.

Para muchos la molestia mayor es que por meses el gobierno de Stephen Harper señaló que su intención principal era luchar contra todos los abusos que este programa había vivido por parte de algunos empleadores.

Un programa polémico

El TFW acaparó varios titulares luego de un escándalo que involucró al banco RBC, quien despidió a varios de sus empleados e incluso los hizo entrenar a sus sustitutos, quienes eran trabajadores extranjeros que venían al país a través de este programa.

El banco, el más grande de Canadá, pidió disculpas públicas e introdujo una serie de cambios a sus políticas. El Gobierno Federal fue un paso más allá e introdujo una serie de cambios, que en muchos casos fueron criticadas por las empresas.

Por un lado muchos negocios dicen necesitar de la mano de obra extranjera para lidiar con la escasez de trabajadores en ciertos dominios, pero incluso un informe del banco TD dice que esto no es más que un mito.

Los cambios implementados por Ottawa prohíben a las empresas pagar hasta un 15% menos a los trabajadores extranjeros, como se venía haciendo, así también obliga a las empresas a pagar por los Labour Market Opinion, un documento que certifica que una empresa no ha conseguido un empleado para tal puesto, por lo que necesita traerlo del extranjero.

Hasta ahora ese documento era gratuito.

Para conocer más sobre este programa pueden entrar aquí.

Foto: Pablo A. Ortiz / Grupo NM