miércoles, 15 de enero de 2014

¡Se acerca la época de los impuestos! Buenas razones para hacerlos con un contador

Publicado en:
Optimizar para ganar
Por:
Temas:

Planillas declaración impuesto Canadá

Un nuevo año que comienza y pronto, como todos los años, empezaremos a recibir el T4, T5 y demás formularios… ¡Sí! Se aproxima la época de impuestos y muchos de ustedes se formularán nuevamente la pregunta: ¿Busco la ayuda de algún profesional? ¿Compro el software y los hago yo mismo? ¿Le pido ayuda a un amigo que sabe un poco del tema y ahorro dinero? La decisión no debe pasar solamente por la opción más económica. A continuación detallaremos varias buenas razones para hacerlos con un contador:

  1. La primera y gran ventaja es que con la ayuda de un contador se puede maximizar el reembolso o minimizar el impuesto a pagar, según sea el caso. El contador es quien tiene el conocimiento de las leyes, de las novedades impositivas, y es la persona que va a ayudarnos a optimizar el uso de todos los créditos y deducciones que otorga el gobierno y que muchas veces podemos olvidar o simplemente ignorar cuando preparamos las declaraciones nosotros mismos. Al mismo tiempo, el contador puede optimizar estos créditos y deducciones entre los miembros de la familia para reducir al máximo posible la carga impositiva familiar. Por esto último, también siempre es recomendable hacer en forma conjunta las declaraciones de impuestos de toda la familia, es decir de los esposos y los hijos que realizan estudios postsecundarios.
  2. Con ayuda de un profesional, se evitan errores que generen posteriormente penalidades e intereses con uno o ambos gobiernos, y la pérdida de tiempo y numerosas comunicaciones con los gobiernos como consecuencia. Aplicar mal un crédito, incluir montos incorrectos, omitir ingresos, etc.; son errores comunes que puede tener alguien que no tiene el conocimiento de las leyes fiscales.
  3. Otra ventaja importante es, sin duda, ahorrar tiempo, ya que para una persona que no tiene la práctica ni el conocimiento, preparar su propia declaración de impuestos puede llevar mucho tiempo. Ese tiempo se puede emplear en algo mucho más valioso, como estar con nuestros hijos, por ejemplo.
  4. Es importante saber que durante el resto del año, es decir, una vez que enviamos nuestra declaraciones y recibimos nuestros “Avis de Cotisation / Notices of Assessment”, en los cuales todo está en orden, el gobierno puede solicitarnos información adicional para clarificar algún monto. De la misma manera, ambos gobiernos realizan auditorías aleatorias y pueden requerir que les enviemos algunos documentos. El servicio de un contador profesional puede ser muy valioso en estos casos, ya que puede proveer soporte durante el resto del año.
  5. Muchas veces la decisión de hacer los impuestos uno mismo, ya sea en papel o con la ayuda de un software, está basada únicamente en el costo. Sin embargo es fundamental tener en cuenta que la diferencia de costo entre los honorarios de un contador y el precio de compra de un software se puede compensar gracias a lo explicado en los puntos 1 y 2. Es decir, maximizar nuestro reembolso o minimizar el impuesto a pagar, sumado a evitar potenciales penalidades e intereses por errores que podamos cometer, compensa y supera el mayor costo de los honorarios de un contador, resultando en un saldo positivo a nuestro favor.
  6. Por último, el asesoramiento de un contador es una herramienta muy útil y necesaria, ya que puede eliminar todas las dudas impositivas que nos pueden surgir y puede aconsejarnos de acuerdo a nuestra situación específica y darnos recomendaciones para el futuro, siempre con el objetivo de minimizar el pago de impuestos.

Esta fue una presentación general de las ventajas de trabajar junto a un contador. Por favor, consulten con su profesional para discutir más en detalle cuáles son los servicios ofrecidos y/o incluidos en sus honorarios.

Nos gustaría despedirnos deseándoles a todos ¡feliz año nuevo!, haciéndoles llegar todos ¡nuestros mejores deseos para el 2014!.

Por cualquier consulta no duden en escribirnos: Mariana García mgarcia@mg-rs.com (514) 885-7129 / Romina Szulsztein rszulsztein@mg-rs.com  (514) 622-7006.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM