viernes, 24 de enero de 2014

«DESGUETIZARSE»: Gran clave de éxito del emprendedor inmigrante

Publicado en:
eNMprender
Por:
Temas:

Entreprendre ici CRÉ de Montreal

En el proceso de responder a la pregunta «qué será de mi futuro»... a cuántos de ustedes les ha pasado por la cabeza la idea de «lanzar empresa, dado que Canadá acaba de firmar  -o está en proceso de- un acuerdo de libre comercio con mi país”. O porque «mi prima hace unas artesanías súper bonitas que estoy segura(o) que en este mercado pueden funcionar», O mejor aún, hacer una comida típica de su país de origen porque «acá hay muchos compatriotas y ellos no encuentran de eso«.

Cuántos chilenos o argentinos quieren traer vino; peruanos o bolivianos, ropa de lana de camélidos; venezolanos, producir arepas; colombianos, traer café; mexicanos, traer tequila; Latinoamericanos en general, traer artesanías.

¡Espectacular! Los que hemos pensado así estamos por la buena vía de la creación o el lanzamiento de nuestros propios emprendimientos. Lo que para una persona es una ausencia en el mercado, puede convertirse efectivamente en una necesidad; en una oportunidad. 

Todo producto o todo servicio puede ser vendido, si tiene la estrategia correcta dirigida al mercado correcto; lo cual puede ser tema de otro artículo, junto con la necesidad de encontrar una VENTAJA COMPETITIVA, que haga que nuestro producto o servicio sea atractivo para un mercado, para un segmento.

Sin embargo, hoy quiero que discutamos sobre una de las claves de éxito del empresario inmigrante: la “desguetización de la oferta”. 

Entendemos por gueto “la situación de marginación y aislamiento de una comunidad por motivos religiosos, raciales, políticos o culturales” . Por tanto en un contexto emprendedor, estar en gueto es aceptar el hecho de que nos marginamos, aislamos y nos rodeamos de aquellos que comparten una creencia, una cultura. 

Desarrollar una oferta “guetizada” es enfocar nuestro mercado a una porción de la población con la que compartimos una cultura, unas creencias.

Yo me «desguetizo, tu te «desguetizas», el se «desguetiza» , etc. Para los amantes (como yo) de la lengua de Cervantes, puede que esto sea un atentado a nuestro hermoso idioma, pero bueno, en este caso veámoslo como un verbo reflexivo, cuya definición es: “La habilidad que necesita desarrollar el empresario inmigrante para salir de su zona de confort, de su mercado directo, de lo más conocido, de los amigos que representan una mínima porción de un mercado total».

No estoy inventando la rueda cuando les digo que entre más grande sea su mercado potencial, mayor posibilidades de éxito y, sobre todo, de sostenimiento de una empresa. 

Así pues, con conocimiento de causa, les puedo decir que una de las características esenciales para que un inmigrante cree una empresa durable en el tiempo es ver “la desguetizacion” de su oferta , como la oportunidad de ampliar su mercado. 

Podemos seguir pensando en aprovechar los acuerdos de libre comercio, en vender artesanías o un producto típico de nuestro país de origen, pero es importante pensar cómo este producto o servicio puede impactar a la población en general, encontrar una adaptación de esta oferta a las características culturales, sociales, económicas o políticas del mercado local.

Así pues al “desguetizar” la oferta, el empresario inmigrante conserva lo mejor de su cultura y busca integrarla a un mercado actual, donde la segmentación se hace sobre la base del conocimiento de las necesidades de un cliente potencial, teniendo como base la población en su totalidad.

En últimas, la “desguetización” de la oferta hace parte fundamente de un proceso de integración. En creación de empresa, el reconocimiento de las oportunidades parte de la capacidad del inmigrante a estar en contacto con los recursos y las fuentes de información que permiten conocer mejor  el mercado potencial.

Así pues, saben ustedes ¿cómo poder aprovechar el “modelo québécois s en entrepreneuriat»?, es más, ¿saben ustedes que existe un modelo de desarrollo empresarial propio de Quebec? ¿Han oído hablar de “Entreprendre ici? ¿Saben que en Quebec existen otras entidades y estructuras de financiación, diferentes a las tradicionales, que ayudan al empresario de pequeña y mediana empresa a financiar sus emprendimientos? Esto y mucho más trataremos en este blog eNMprender. 

¿Qué piensan ustedes? ¿Cuál ha sido su experiencia? ¿De qué quieren que hablemos? Este blog es un espacio para nosotros los emprendedores que queremos desarrollar empresas sostenibles en el tiempo, los emprendedores como usted y como yo que vinimos a hacer que las cosas pasen.

En la próxima edición del 13 de febrero hablaremos del “modelo québécois en entrepreneuriat” y su utilidad para los emprendedores. Espero encontrarlos cada segundo jueves del mes o como siempre en el ruedo, en el campo de acción, ahí donde estamos los empresarios.

Y recuerden… hay tres tipos de personas:

-Aquellos que hacen las cosas pasar;

-Aquellos que ven las cosas pasar;

-Y aquellos que se preguntan ¿qué pasó?,

¿Qué tipo de persona es usted?

 Foto: María Gabriela Aguzzi V. / Grupo NM