lunes, 27 de enero de 2014

Mexicana víctima de violencia conyugal enfrenta deportación de Canadá

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Ivonne Hernández Deportación Canadá

El pasado 22 de enero Ivonne Angelina Hernández fue detenida en una intervención realizada por la policía y las autoridades fronterizas de Canadá. Fue liberada el viernes 25 de enero en la tarde, luego de alcanzar un acuerdo con las autoridades de un depósito de 4.000 dólares, además de una presentación regular. Su deportación aún está en vigencia, aunque aún no se conoce la fecha. 

En diciembre de 2013, Hernández, de origen mexicano, dejó su casa con su hijo de 1 año, Vincenzo, para refugiarse en un centro para mujeres víctimas de violencia conyugal. Pero la corte dio la custodia al padre del pequeño, citando el estatus de inmigración de la madre, quien solicitó asilo en el país pero le fue negado en 2011.

A la joven la detuvieron cuando se dirigía a buscar a Vincenzo, que estaba con su expareja.

Pero ahora, esta madre enfrenta una deportación. Estuvo detenida en el Centro de Prevención de Inmigración de Laval la semana pasada.  Grupos de apoyo a su causa realizaron una manifestación frente a la Comisión de Inmigración, donde se realizó una audiencia por este caso.

El pasado 11 de diciembre de 2013, Hernández dejó su domicilio con su hijo para refugiarse en el centro de ayuda a víctimas de violencia conyugal y fue entonces cuando su expareja la denunció ante las autoridades. Acto seguido vino la detención.

La mujer llegó a Canadá en julio de 2009, año en el que introdujo una petición de asilo, pero en octubre de 2011 su solicitud fue rechazada y un año después, precisamente en julio de 2012, recibió una orden de deportación. 

Ante esta situación, Hernández decidió permanecer en el país sin estatus. 

Para el grupo Solidaridad sin Fronteras, hay pocas posibilidades de que esta mexicana pueda permanecer en Canadá. “Aunque México posee una de las tasas de violencia conyugal más elevadas del mundo, así como las tasas de homicidio, Canadá lo ubica en una lista de países seguros según el gobierno. Una demanda fue introducida en noviembre pasado para pedir la reapertura de su expediente y de su solicitud de residencia permanente por motivos humanitarios, pero aún no ha habido respuestas”.

Cabe recordar que el ministro de Inmigración de Canadá posee un poder discrecional en estos casos, medida que sería la última oportunidad para que Hernández permanezca en el país.

Marie Muñoz, doctora voluntaria de la Clinique Migrants de Médicins du Monde Canada, aseveró respecto al caso de esta madre: “Médicins du Monde atendió a Hernández durante su embarazo y luego de que ella dio a luz el personal especialista pudo notar signos que le hizo pensar que era víctima de violencia conyugal. Además, creemos que el hijo no debe ser separado de su madre, por el bienestar físico y mental del pequeño”.

Por su parte, Marie-Michelle Bellon, su doctora tratante, expresó: “sobre la base de mis encuentros con Hernández, no hay duda de que ella quería proteger a su hijo”.

“En este caso, una madre perdió la custodia de su hijo, puede que sea para siempre, debido a su estatus migratorio. Los elementos de este expediente son lamentables. Ivonne no debió haber sido detenida. Debería tener un estatus en Canadá. Debería ser protegida como víctima de violencia conyugal y, sobre todo, debería poder ser una madre dedicada. No debería estar separada de su hijo», indicó por su parte Mary Foster, vocera del grupo Solidaridad Sin Fronteras.

Foto: Captura de pantalla / Global News