lunes, 3 de febrero de 2014

La historia del náufrago perdido en el Pacífico es tan increíble, que muchos no lo creen

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

jose-salvador-alvarenga-el-naufrago-que-llego-al-atolon-de-ebon

Un hombre solo,  navegando perdido en las agitadas aguas del Océano Pacifico, sin rumbo desconocido,  durante más de 13 meses, sin duda es una historia increíble.

José Salvador Alvarenga, un salvadoreño que vivía en México, se hizo a la mar el 21 de diciembre del 2012 en una embarcación hecha de fibra de vidrio, de 7 metros de largo, desde un lugar de México. Salió junto con un compañero de nombre Ezequiel, de 18 años, con el objeto de cazar tiburones.

Cuenta Salvador Alvarenga , que estando en plena altamar el motor falló y la embarcación quedó a la deriva. Trascurrieron unas cuatro semanas y el joven Ezequiel sucumbió, al no poder resistir a las altas temperaturas y la comida cruda que tuvieron que ingerir. Su cuerpo lo tuvo que echar al mar.

Tras más de 13 meses de navegación errática, el jueves pasado su barcaza tocó tierras del atolón de Ebon, en las islas Marshal, en la región de Micronesia, en el Pacífico, a 12 mil kilómetros de navegación desde México.

¿Cómo pudo sobrevivir casi 14 meses, solo, y en alta mar?

Alvarenga declaró a los médicos que lo atendieron en islas Marshal, tras ser trasladado desde Ebon, que se alimentaba de animales marítimos que capturaba, premunido de  un cuchillo, con sus propias manos, como peces, tortugas, “y hasta un pequeño tiburón”.

Algunos médicos dudan de la credibilidad de la historia del náufrago, según una información de Clarín.com.

Otros medios hacen alusión que en las islas del Pacífico están acostumbrados a ver la llegada de náufragos. Pero que la historia de Alvarenga, supera todas las que han escuchado hasta ahora.

El caso más largo de una situación parecida a la de Alvarenga es el de tres pescadores mexicanos, que estuvieron a la deriva en el Océano Pacífico, durante nueve meses, hasta que fueron rescatados por un bote atunero, tras haber recorrido 8.500 kilómetros. Pero se trataba de menos tiempo y estaban acompañados.

De confirmarse la versión de Alvarenga esta sería una verdadera historia increíble. Mientras tanto el pescador viaja rumbo a casa, a reunirse con su familia, que es lo único que quiere hacer por ahora, ya que lo deben haber dado por muerto.

Foto:  Captura de pantalla – RT Youtube