miércoles, 5 de febrero de 2014

América Latina, devaluación y el impacto sobre el comercio internacional

Publicado en:
Negocios Quebec-Latinoamérica
Por:
Temas:

Comercio Internacional negocios Quebec Latinoamérica

Es de público conocimiento que las economías emergentes, no solamente de Latinoamérica sino a nivel mundial, se encuentran en momentos de turbulencia cambiaria. A diferencia de los años anteriores, las monedas se están devaluando con respecto al dólar americano a velocidades no vistas en la última década.

Cuando nuestros clientes nos piden consejos, en Stratekey Canal tomamos una visión integral sobre el tema considerando la economía real así como las políticas monetarias. A nuestros clientes esta devaluación no los tomó por sorpresa ya que era previsible y así se lo habíamos hecho saber con la debida antelación para que estuviesen preparados para el nuevo entorno internacional.

A primera vista, la caída de valor de las monedas de países emergentes -Argentina, India, Turquía, Brasil, Rusia- se podría atribuir cuasi exclusivamente al cambio de la política monetaria de EE UU, más específicamente, a la contracción de la misma. La política monetaria de Estados Unidos ha estado en el centro del debate por las pérdidas monetarias en Brasil, Indonesia, Turquía, la India, Sudáfrica y Rusia.

Por ejemplo:

  • Argentina – En enero, el peso argentino cayó 23%. La depreciación del peso más dramática desde la crisis financiera del país 2002 fue provocada por la decisión del Banco Central de dejar de intervenir en los mercados para mantener el valor del peso. Intervención que era cada vez más costosa, agotando las reservas de divisas del país.
  • Turquía – Las liras turcas cayeron un 6% en enero. En su punto más bajo la lira cayó un 9% a partir del 1° de enero. El 28 de enero, el banco central de Turquía tomó medidas para apuntalar la lira, elevando su tasa de interés de una semana de referencia para los bancos desde el 4,5% a 10%.
  • Sudáfrica – El rand sudafricano cayó 7,5% en enero, su nivel más bajo desde 2008. La moneda continuó cayendo, incluso después de que el banco central elevó su tasa de interés de referencia a 5,5%,  el primer aumento de la tarifa en casi seis años.
  • Rusia – En enero, el rublo ruso cayó un 7%, llegando a un mínimo de cinco años. 

Sin embargo, como sugiere Steen Jacobsen, CEO de Saxo Bank, la culpa no es de los EE UU. Para ilustrar nuestro punto de vista tomemos el caso de Rusia y Turquía. En el caso ruso, «al menos el 50% es impulsado internamente, y el resto por actores externos” según Jacobsen.

José Viñals, director del departamento de mercados monetarios y de capital del FMI, dijo el martes que  la volatilidad en los mercados globales es causada en gran medida por problemas internos de los países en desarrollo y no por la decisión de la Reserva Federal de EE UU de reducir su estímulo monetario.

En Turquía, el Primer Ministro Erdogan se encuentra en una situación difícil: «agregue a esto un alto riesgo político: escándalos de corrupción, rumores de golpe de Estado e inquietudes provocadas por los ataques del gobierno contra la independencia de la justicia y comprenderá que la situación financiera de Turquía podría agravarse rápidamente», resumió Katheeln Brooks en el sitio online Forex.com.

Entonces ¿cuáles son las razones del ataque de pánico que sufren las monedas de los países emergentes?

Como suele suceder este tipo de fenómenos no tiene una sola causa, sino varias y complejas.  El más evidente es el pull-back del estímulo monetario de los EE UU. La Reserva Federal ha llegado a inyectar más de USD 85 mil millones por mes en el mercado mundial –la llamada  flexibilización cuantitativa- .

«En diciembre de 2013, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, anunció el inicio del retiro de dichos estímulos a través de una reducción de $ 10 mil millones en la compra de bonos mensuales.  En conclusión, se está terminando el exceso de liquidez y tasas interés reales bajas: no más dinero fácil. Como bien lo explica Robert Kahn, miembro del Council on Foreign Relations (CFR): «Si nos fijamos en las causas de las crisis anteriores en mercados emergentes, muchas de ellas han sido provocadas por un endurecimiento de las condiciones monetarias globales».

El segundo factor de preocupación de los inversores -y que es estructuralmente más preocupante- es la desaceleración de ciertas economías emergentes. Esto en sí no debería extrañar, ya que sería ilógico suponer que los países pueden crecer a tasas tan elevadas infinitamente. Por ejemplo, China no sólo es la economía de mercado emergente más grande del mundo, sino que también es el principal comprador de las exportaciones de muchos mercados emergentes: una desaceleración son malas noticias para muchos países.

Este segundo factor merece una atención especial. Es injusto englobar a todas las economías emergentes dentro de un mismo paraguas. Hay países como Chile, Colombia y Perú que han tenido la madurez política para aprovechar una bonanza económica pocas veces vista para encarar proyectos de crecimiento económico de largo plazo. Lamentablemente, otros países no han sabido aprovechar tal oportunidad y la contracción del crédito los encuentra en una situación de notoria precariedad. Por ejemplo, The Economist sugiere que Argentina podría estar frente a una megadevaluación… nuevamente. Algunas sociedades no aprenden de los errores del pasado y se autocondenan a repetirlos.

Devaluar la moneda es la medida más rápida y fácil cuando un gobierno no es capaz de cumplir con sus obligaciones. Sin embargo, como señaló Noonan, sus efectos sobre la población son brutales. La devaluación reduce el poder adquisitivo del país. Los salarios reales y el valor real de los ahorros de las personas comunes y corrientes disminuyen de un día para otro. Además,  «… usted tiene que recordar que la única razón para que alguien compra en un mercado emergente se debe a que se espera que la moneda se aprecie. La devaluación impacta negativamente en  el apetito de los inversores a largo plazo», explicó Jacobsen.

En el caso de América Latina, y como demuestran los números, los países mas afectados son aquellos que por años han seguido políticas populistas, de corte autoritario, cortoplazista, sin tomar en cuenta las repercusiones que tendrían una vez que se terminara la plata fácil. O sea, sin una economía real sólida, no hay políticas monetarias que sirvan al largo plazo.

Lo que significa para las empresas multinacionales

Aumento de la volatilidad de la moneda lo que conlleva a un aumento del costo del riesgo cambiario:

  • exposición económica
  • exposición de flujos
  • exposición contable

Aumento de la incertidumbre sobre cumplimientos de contratos debido a incertidumbre de los costos en dólares.

Encarecimiento de los créditos:

  • de las empresas
  • de los individuos

-Cuando la volatilidad alcanza cierto nivel se entra en pánico y eso contagia al resto de la economía generando un efecto dominó.

  • Proyectos/inversiones de largo plazo se verán aplazados dado la incertidumbre del tipo de cambio.

-Las devaluaciones importantes y la subsiguiente inflación hacen que las empresas pierdan productividad y se incurra en inversiones no productivas

  • Aumento de actividades tipo rentseeking

Cambios en los términos de intercambio con EE UU

  • Exportaciones serán más baratas
  • Importaciones serán mas caras 

En conclusión, pensamos que  para aquellos países con fundamentos macroeconómicos sólidos, este período de volatilidad pasará sin mayores contratiempos y les permitirá beneficiarse de términos de intercambios más favorables aunque con tasa de intereses mas altas.

Para los países con proyectos de corte populista, el efecto dominó será probablemente importante y negativo empezando por pérdidas de reservas internacionales, salida de capitales,  mayor inflación,  menor acceso al crédito internacional debido a las tasas de interés mas elevadas y las consiguientes desequilibrios de los déficit gemelos.

Stratekey Canal se especializa en asesorar empresas principalmente dentro del rubro agroindustrial sobre la mejor manera de optimizar la “Supply Chain” e integrar las distintas facetas de “Business Intelligence” para mejorar la toma de decisiones.

Cualquier duda o comentario, por favor no duden en comunicarse con nosotros via email Sebastian@StratekeyCanal.ca / Christian@StratekeyCanal.ca u Teléfonos: +1 514 803 4090 / +1 514 557 6090.

Twitter: @Sebavicto / @christian_keen

Foto: Captura de pantalla / YouTube